Siracusa es una de las paradas imprescindibles en tu ruta por Sicilia ya que tiene uno de los patrimonios arqueológicos más ricos de Sicilia: el Parque Arqueológico de Neapolis, famoso por su teatro griego y su anfiteatro romano; y la isla de Ortigia, el núcleo original de la ciudad y casco histórico, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Siracusa está situada a unos 65 kilómetros de Catania y es un lugar en el que te recomendamos que pases una noche para disfrutar de esta tranquila y preciosa ciudad. En este post te contamos todo lo que puedes hacer y no debes perderte en tu paso por Siracusa.

En el mapa de Sicilia, en el desplegable de Siracusa, encontrarás todos los lugares que mencionamos en este post.

 

PARQUE ARQUEOLÓGICO DE NEAPOLIS

El Parque Arqueológico de Neapolis es una de las zonas arqueológicas más importantes de Sicilia y, seguramente, es el motivo de tu visita a la ciudad de Siracusa.

Un poco de historia

Neapolis fue uno de los cinco distritos de la antigua ciudad griega de Siracusa. La colonia fue originalmente fundada en la isla de Ortigia, en el siglo VIII a. C., y después se expandió hacia el norte continental. El distrito de Neapolis (“ciudad nueva” en griego) se desarrolló a partir del siglo III a. C. y es aquí donde está situado el Parque Arqueológico. Es una zona que anteriormente había sido ocupada por una necrópolis y canteras. El tirano Hierón II hizo construir a mediados del siglo III a. C. un complejo monumental que contaba con un gran teatro para reafirmar su poder personal y el de Siracusa.

Información útil 

El Parque Arqueológico de Neapolis se encuentra situado a unos 3 kilómetros de la isla de Ortigia, el centro histórico de la ciudad y donde es muy probable que estés alojado. Puedes acercarte hasta el Parque Arqueológico caminando, lo que te llevará unas 30 minutos. Si optas por ir en coche, puedes aparcar en la vía Augusto.

Existen dos lugares donde puedes sacar las entradas para el recinto arqueológico. En una de ellas (en la esquina entre Viale Augusto y Via Francesco Saverio Cavallari) verás el parking de los autobuses y tiendas de souvenirs. Esta es la entrada donde se suelen sacar las entradas para grupos aunque también puedes sacar entradas individuales. Nosotras te recomendamos ir a la otra entrada, que se encuentra en la entrada al parque, no tiene pérdida.

La entrada al parque cuesta 10 euros y te recomendamos coger la audio guía, que son 5 euros. El Parque Arqueológico está abierto todos los días de 09:00 a 18:30. Para la visita calcula unas 2-3 horas.

Qué no debes perderte

El Parque Arqueológico de Neapolis engloba importantes monumentos que representan la historia de la ciudad. Puedes hacer el recorrido siguiendo el orden que te contamos a continuación.

El Ara di Leone es un gran altar dedicado a Zeus, el dios que garantizaba el orden cósmico y es el altar más grande del mundo antiguo que se conoce. Fue construido por Hierón II de Neapolis, el último tirano de Neapolis. Del altar solo queda la base. El acceso a la planta de la mesa, donde se realizaban las ofrendas de los sacrificios, se hacía a través de dos rampas que estaban decoradas con dos estatuas de las que solo se conserva la parte inferior. Frente al altar había una plaza, adornada con un pórtico con propileo interpretado como un templo.

ara-di-leone-neapolis

Ara di Leone

El teatro griego es el monumento más importante del recinto arqueológico. Destaca porque su cávea es una de las más grandes construidas por los antiguos griegos. Tiene 67 filas, divididas en 9 secciones con 8 pasillos. El edificio fue modificado por los romanos y es precioso.

teatro-siracusa

Teatro griego

La Gruta del Ninfeo es una cueva artificial situada en una terraza rectangular que se extiende por encima del teatro griego. Esta fuente estaba dedicada al culto a las ninfas, de ahí su nombre. Se cree que aquí hubo un santuario de las musas donde los actores se reunían antes de actuar en el teatro.

La Vía de los Sepulcros está cerca de la Gruta del Ninfeo y es un camino de unos 150 metros donde hay pequeños nichos utilizados para colocar placas votivas e hipogeos en época bizantina.

via-sepulcros

La vía de los sepulcros

Las latomias son cuevas artificiales creadas por la explotación de las rocas calcáreas, como canteras, que después fueron usadas como prisiones. En el Parque Arqueológico de Neapolis hay varías de estas antiguas canteras. La más famosa y la mayor es la Latomia del Paraíso, en el sector occidental del recinto, y aquí se encuentran las famosas cavidades de “Grotta dei Cordari”, la “Grotta del Salnitro” y la Oreja de Dionisio.

El anfiteatro romano está situado en el extremo opuesto del Parque Arqueológico de Neapolis, es decir, debes volver a la entrada principal y seguir las indicaciones. Data de de época imperial y está parcialmente excavado en la roca y las ruinas se conservan bastante bien.

teatro-siracusa

Antiteatro romano

 

ISLA DE ORTIGIA

Ortigia es el centro histórico de la ciudad de Siracusa y se caracteriza porque es una isla. Si vas a pasar una noche en Siracusa, te recomendamos que te alojes en esta zona o al menos cerca de ella ya que es la zona con más encanto de Siracusa y donde se encuentran la mayoría de cafés, bares y restaurantes.

El centro histórico es bastante pequeño, por lo que bien se puede recorrer a pie en unas horas. Como en otras muchas ciudades sicilianas, lo mejor es dejarse llevar y perderse por sus callejuelas ya que ahí reside el mayor encanto del centro histórico. Eso sí, hay algunos lugares que no debes perderte y que te contamos a continuación.

El Templo de Apolo es el templo dórico períptero (rodeado de columnas) más antiguo de Sicilia. Dedicado a Apolo, fue construido en el siglo VI a. C. y transformado después en iglesia bizantina, mezquita y de nuevo en iglesia en tiempos de los normando.

templo-apolo-siracusa

Templo de Apolo

El Duomo de Siracusa, situado en la Plaza del Duomo, era un antiguo templo dedicado a la diosa Atenea que fue transformado en iglesia en el siglo VII. En 1693 la iglesia quedó destruida por un seísmo y se hizo una reconstrucción que es el aspecto actual de la catedral. Lo interesante es que en la parte exterior, en uno de los laterales, aún se pueden ver las columnas del antiguo templo de Atenea. La entrada es gratuita así que te recomendamos que entres a visitarla ya que en el interior hay varias imágenes de los hermanos Domenico y Antonello Gagini.

Siracusa-catedral

Catedral de Siracusa

La Piazza Duomo es, como su nombre indica, el lugar en el que está situado la catedral. Sin embargo, esta plaza cuenta además con otros edificios interesantes, como la Iglesia de Santa Lucía alla Badia, donde puedes ver la obra de Caravaggio “La Sepultura de Santa Lucía”. Además hay varias cafeterías donde puedes sentarte para tomar un café acompañado de los típicos cannolis sicilianos.

En la isla de Ortigia hay dos fuentes interesantes: la Fontana di Diana, que tiene como protagonista a la diosa de la caza Diana y la Fontana Aretusa, que fue la principal fuente de abastecimiento de la ciudad y que hoy es un lugar con unas vistas preciosas de la costa y el mar. Un lugar perfecto para disfrutar del atardecer.

atardecer-siracusa

Atardecer en Siracusa

El Castillo Maniace está situado en la punta de la isla de Ortigia. El pase desde la Fontana de Aretusa hasta el castillo es muy agradable ya que es una zona muy animada con bares y restaurantes. El castillo es del siglo XIII y se puede visitar por dentro aunque nosotras no lo hicimos. Eso sí, acércate hasta él para disfrutar del paseo.

Vista-castillo-Maniace

Vista del castillo Maniace

Perderse por las callejuelas de la isla de Ortigia es una de las mejores formas de disfrutar de todos y cada uno de los rincones que ofrece este lugar. Eso sí, no olvides pasear por la Calle de la Maestranza, que es una de las calles principales y que destaca por sus bellas casas señoriales de estilo barroco, como el Palacio Impellizzeri, el Palacio Bonanno o la fachada curva del Palacio Rizza.

Por último, pero no menos importante, no puedes irte de Siracusa sin comer en el restaurante A Putia. Está situado en el número 8 de la Vía Roma y es un local pequeño bastante popular, por lo que suele estar bastante lleno. Lo malo es que no reservan por lo que te recomendamos ir prontito o armarte de paciencia. Aquí probamos la pasta alla norma, típica siciliana y una pasta con pesto de pistachos que estaba deliciosa.

pasta-pesto

Deliciosa pasta de pesto

 

Esperamos que este post te sirva para planificar tu visita por Siracusa, que seguro que es una parada dentro de tu ruta por Sicilia.

 

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que mantener este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí