Lo nuestro con Budapest fue amor a primera vista. Esta ciudad es una de nuestras capitales europeas preferidas y es el destino perfecto para una escapada de fin de semana. En este post nos gustaría contarte todo lo que tienes que hacer si vas a pasar unos días en la capital húngara.

UN POCO DE HISTORIA

La historia de Budapest es la historia de tres ciudades: Obuda, “antigua Buda”; Buda, la ciudad alta situada a la orilla izquierda del Danubio y Pest, la ciudad baja que está en la orilla derecha del río. De hecho, el nombre de la ciudad viene de la unión de Buda y Pest, que pasaron a formar una única ciudad en 1873.

La ciudad antigua es Obuda y estuvo ocupada por tribus celtas hasta la conquista romana en el siglo I a. C. Los romanos llamaron a la ciudad Aquicnum, que viene de la palabra latina aqua (agua) debido a los numerosos manantiales termales que tiene Budapest.

En el año 896 se unen siete tribus magiares que derrotan a los romanos y se instalan en Aquincum, a la que pasaron a llamar Obuda y edificaron dos ciudades nuevas separadas por el río Danubio: Buda y Pest.

vistas-Budapest

Vistas de Budapest

Hungría como nación nace en el año 1000 y su primer rey fue Esteban I. En el siglo XIII los mongoles destruyeron la ciudad y el rey ordenó reconstruir la ciudad, que dio lugar a la nueva Buda, frente a la antigua Obuda.

En 1361 Buda se convirtió en capital del país y se inició una época de esplendor que duró hasta el siglo XV. En el siglo XVI Buda y Pest cayeron bajo el control del Imperio Turco y estuvo bajo su dominio hasta 1686, momento en que fueron derrotados por los Habsburgo y Budapest pasó a formar parte del Imperio Habsburgo. Durante esta época se levantaron numerosas iglesias, edificios públicos y se inauguró el primer puente permanente sobre el Danubio y hoy icono de la ciudad: el Puente de las Cadenas.

En 1867 se constituyó el Imperio Austro-húngaro y unos años más tarde, en 1873, se unieron definitivamente las ciudades de Obuda, Buda y Pest. Budapest se convirtió en una de las ciudades más importantes del Imperio Austro-húngaro.

budapest

Budapest

Tras la Primera Guerra Mundial Hungría se convirtió en estado independiente y perdió parte de sus territorios como Eslovaquia, Transilvania y Croacia, entre otros, y Budapest fue la capital de un estado bastante más pequeño.

Durante la Segunda Guerra Mundial la ciudad sufrió importantes bombardeos aéreos que destruyeron la ciudad y cuando finalizó la contienda cayó en la órbita soviética. En 1989, con la caída de la Unión Soviética, Hungría recuperó su libertad y nació la República Húngara.

 

QUÉ HACER EN BUDAPEST

En el mapa de Hungría, en el desplegable de Budapest, encontrareis todos los lugares que mencionamos en este post.

Visitar el Parlamento por fuera y por dentro

El Parlamento (Országház) es el icono de Budapest y uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. El edificio del Parlamento de Budapest es el tercer parlamento más grande del mundo, después del de Rumania y el de Argentina, pero en su momento llegó a ser el más grande. Se construyó en estilo neogótico entre 1884 y 1902, con un promedio de 1.000 trabajadores que trabajaban en todo momento, los 365 días del año. Fue la mayor inversión de la época.

parlamento-Budapest

El Parlamento

Aquí el Parlamento en cifras: mide 268 metros de longitud, 118 metros de anchura y tiene 365 pináculos que representan los 365 días en los que los políticos trabajan. En su interior tiene 10 patios, 13 ascensores para pasajeros y cargas, 27 puertas, 29 escaleras y 691 habitaciones. Es uno de los edificios más altos de Budapest con sus 96 metros, altura que comparte con la Basílica de San Esteban. Este número 96 no es casualidad y hace referencia al milenio de la nación en 1896 y la conquista del Reino de Hungría en el año 896. Además así se simbolizaba que tanto poder laico como religioso tenían la misma importancia.

La fachada principal es la que da al Danubio, pero la entrada principal oficial es el de la plaza Kossuth. En esta fachada podrás ver dos banderas: la de Hungría y una amarilla y azul. Ésta representa a la minoría húngara de Transilvania, que al finalizar la Primera Guerra Mundial pasaron a formar parte de Rumanía. De esta manera, Hungría les tiene presente.

fachada-parlamento

Fachada del Parlamento

El Parlamento se puede visitar por dentro y hay visitas guiadas en español todos los días a las 10:30, 13:45, 14:45 y 16:00. Para ello debes acercarte a la entrada donde puedes sacar tu entrada aunque también puedes obtenerlas online. Cuesta 17 euros y dura aproximadamente 45 minutos. Durante la visita verás la escalera Principal, el Gran Salón de la Cúpula, la Santa Corona y las Joyas de la Coronación Húngara, el Salón de la Antigua Cámara de los Lores y La Sala de Sesiones de la Cámara Alta. El edificio del Parlamento es tan impresionante por dentro como por fuera.

parlamento-por-dentro

El Parlamento por dentro

Te recomendamos que disfrutes de este edificio desde los diferentes puntos de la ciudad: a sus pies desde la Plaza Kossuth, desde la orilla de enfrente en Buda y desde el Bastión de los Pescadores. También es muy recomendable que aproveches para verlo en diferentes horas del día, ya que es difícil decidir si es más bonito de día o iluminado por la noche.

Descubrir otros edificios emblemáticos en la plaza de Kossuth

Esta plaza es simbólicamente el centro estatal del Parlamento y el lugar donde se organizan fiestas publicas y políticas. Además del majestuoso edificio del Parlamento hay una serie de edificios y estatuas que también son interesantes y que no deben quedar eclipsados por este edificio. Para elegir el diseño del Parlamento se convocó un concurso y en esta plaza se pueden ver los edificios que quedaron en segundo y tercer puesto: el Museo Etnográfico (anteriormente Tribunal de Justicia, donde todavía se puede ver la diosa de la justicia en su tímpano) y el Ministerio de Agricultura.

También hay tres estatuas que representan a personas importantes de la historia de Hungría: la estatua de Széchenyi István (en caballo), el monumento a Kossuth Lajos y la estatua de Imre Nagy (en un puente).

Esta plaza ha sido, por desgracia, también testigo de violencia y protestas a lo largo de los años. En 1956 tuvo lugar la masacre de Kossuth Tér, conocida como el “jueves sangriento”: alrededor de 1.000 víctimas desarmadas fueron asesinadas aquí el 25 de octubre de 1956, una de las mayores masacres del siglo XX. Las víctimas son honradas con un memorial en la sección sur de la plaza.

Zapatos a la orilla del Danubio

Este memorial es una una obra realizada en 2005 por Gyula Pauer y Can Togay que conmemora el genocidio de 20.000 judíos a orillas del Danubio entre diciembre de 1944 y finales de enero de 1945 por parte de la Cruz Flechada, el partido fascista húngaro. Son 60 pares de zapatos de hierro forjado fijados al suelo, de todos los tamaños y estilos, para representar que nadie estaba a salvo del partido de la Cruz Flechada.

Durante el gobierno de Szalasi, líder del Partido de la Cruz Flechada que gobernó en Hungría al final de la Segunda Guerra Mundial, se estableció un sistema fascista y antisemita y, consecuencia de ello, hubo una persecución brutal a la comunidad judía de la ciudad. El Danubio se convirtió en un auténtico cementerio de judíos.

zapatos-Budapest

Monumento a los zapatos

Los miembros de la Cruz Flechada llevaban a las víctimas hasta las orillas del río, les hacían quitarse los zapatos (un bien muy preciado que luego vendían en el mercado negro), les ataban las manos y los pies con los cordones del calzado y les disparaban. A veces, usaban las cuerdas para atar a varias personas, disparaban sólo a una que arrastraba al resto al río y morían ahogadas.

Pasear por la plaza de la Libertad

La plaza de la Libertad (Szabadság tér) fue construida después de la revolución húngara de 1849, cuando Lajos Kossuth declaró la independencia de los magiares de la dominación de los Habsburgo. En esta plaza están dos de los monumentos más polémicos de la ciudad.

En la parte norte de la plaza está el monumento soviético que conmemora la liberación de Hungría de los nazis, reconocible por la estrella dorada, símbolo del comunismo. Fue colocado en la época en que los comunistas estaban establecidos en la ciudad. Cuando el poder volvió a los húngaros, intentaron moverlo al parque Memento que es donde en la actualidad están expuestas las estatuas comunistas que han ido retirando de la ciudad. Sin embargo, a Gorbachov no le pareció bien y amenazó con borrar del mapa el cementerio húngaro que hay a las afueras de Moscú, un chantaje en toda regla. Por eso, el primer ministro optó por dejar el monumento en su lugar. Al lado de este monumento, hay una estatua de Ronald Reagan, considerado por los húngaros como un liberador de la dictadura socialista durante la Guerra Fría. En la plaza también se encuentra la imponente embajada norteamericana.

Monumento-sovietico

Monumento soviético

En la parte opuesta está el polémico monumento dedicado a las víctimas de la ocupación nazi, construido en 2014 por el gobierno húngaro de corte ultraderechista. El monumento se ve cómo un águila, que representa a los nazis, se abalanza sobre una inocente Hungría, representada por el arcángel Gabriel. Lo curioso es que en 1940 el gobierno de Hungría permitió el paso de las tropas nazis camino de Rumanía, por lo que no se puede decir que fue una “invasión”. Además la mayoría de los asesinatos a judíos en Hungría a finales de la Segunda Guerra Mundial fueron llevados a cabo por el partido nazi húngaro, la Cruz Flechada. Ante este monumento hay fotografías y textos de la comunidad judía de Budapest que muestran su desacuerdo con el mismo.

monumento-victimas-nazis

Monumento a las victimas del nazismo

Visitar el Bastión de los Pescadores

El Bastión de los Pescadores (Halászbástya) está situado en la colina de Buda y es uno de nuestros lugares preferidos de Budapest. Es una una terraza de estilo neogótico y neorrománico desde donde se tienen unas vistas espectaculares del Danubio y de Pest. Se diseñó y construyó entre 1895 y 1902 y las siete torres que forman el conjunto representan a las siete tribus magiares que se establecieron en esta zona en el año 896. Se le conoce con el nombre del grupo de pescadores responsables de defender este enclave de las murallas de la ciudad en la Edad Media.

Bastión-pescadores

Bastión de los Pescadores

Cerca del Bastión está la la Iglesia de Matías y una estatua de bronce del rey Esteban I de Hungría a caballo, erigida en 1906. Es un sitio que suele estar bastante lleno, por lo que te recomendamos madrugar y subir bien pronto para así poder disfrutar del lugar con menos gente.

Iglesia-Matías

La Iglesia de Matías

Visitar por dentro la Iglesia de Matías

La Iglesia de Matías (Mátyás templom) está situada al lado del Bastión de los Pescadores y es una de nuestras iglesias favoritas. Fue construida entre los siglos XIII y XV y reformada posteriormente en el siglo XIX. La iglesia debe su nombre al rey Matthias, que gobernó en el siglo XV y celebró aquí su boda, pero su nombre oficial es la Iglesia de Nuestra Señora. Su visita por dentro es altamente recomendable. Está abierta de 09:00 a 17:00 y entrar cuesta 1.500 HUF (unos 5 euros).

interior-iglesia-Matías

Interior de la Iglesia de Matías

Hacer la visita al Hospital de la Roca

El Museo Hospital de la Roca (Hospital in the Rock), también llamado Hospital Quirúrgico de Emergencia, es un espacio de unos 2.300 m² debajo del Barrio del Castillo de Buda que fue utilizado en la Segunda Guerra Mundial y en la época de la Revolución Húngara de 1956. Durante la Guerra Fría era un edificio top secret con la denominación LOSK 0101/1, un llamado Hospital Antiaéreo Quirúrgico. Después de la resolución de ser secreto, abrió sus puertas ante los visitantes en 2008.

A través de las visitas guiadas (en inglés) puedes conocer la historia de este hospital y el desarrollo de la medicina militar mediante la exposición de figuras de cera, los utensilios y aparatos de la defensa civil. Está abierto de 10:00 a 20:00 y cuesta 4.000 HUF (11,50 euros) y es una visita muy recomendable.

Pasear a orillas del Danubio

El Danubio ha dividido la ciudad y resultado de ello es que Budapest sea la unión de las dos ciudades, Buda y Pest. El río está atravesado por varios puentes y es muy recomendable darse un buen paseo ya que así tendrás unas vistas diferentes de la ciudad. Puedes hacerlo incluso desde las dos orillas porque así podrás disfrutar de vistas diferentes y espectaculares. Incluso con frío y en pleno invierno es un paseo que merece la pena.

paseo-danubio

Vistas a orillas del Danubio

Cruzar el Puente de las Cadenas

Es el más antiguo de los puentes que unen las dos ciudades Buda y Pest y otro de los iconos de la capital húngara. Es un puente colgante, en el cual se han sustituido los cables principales por eslabones rígidos de una cadena, de ahí su nombre. Fue inaugurado en 1849 y se convirtió el primer puente permanente en el tramo húngaro del Danubio. Antes de ser construido, los viajeros atravesaban el río en transbordador y en invierno se podía cruzar el Danubio a pie. A partir del siglo XV había un puente pero éste fue provisional.

puente-cadenas-Budapest

Puente de las cadenas

Ver anochecer en el Puente de la Libertad

Nuestro puente favorito es, sin lugar a dudas, el Puente de la Libertad, situado en la parte sur del centro de la ciudad. En sus extremos están la Colina Gellért (Balneario Gellert) en la parte de Buda y en el lado de Pest se encuentra el Mercado Central y la Universidad Corvinus de Budapest. Fue inaugurado en 1896, tiene 333,6 metros de largo, un color verde que le caracteriza y en los mástiles hay unas estatuas de bronce de Turul, una figura de la mitología húngara. Te recomendamos acercarte a esta puente un poco antes del atardecer, cruzarlo y buscar un sitio desde donde ver cómo se pone el sol. Además es bastante bonito cuando está iluminado.

Puente-Libertad-Budapest

Puente de la Libertad

Visitar a primera hora el Mercado Central

El Mercado Central (Nagy Vásárcsarnok), construido a finales del siglo XIX, está abierto todos los días, a excepción del domingo, y el día de mayor ambiente es el sábado por la mañana. En la parte de abajo están los puestos de comida (verdura, carnes, etc) y en la parte de arriba hay puestos con souvenirs y algunos locales para comer. Estos puestos para comer suelen estar llenos pero nosotras no los hemos probado: una de los puntos negativos es que todo lo sirven en plástico de un solo uso.

mercado-central-Budapest

Puesto del Mercado Central

Perderse por las calles del barrio judío

El Distrito VII de Budapest es conocido como el barrio Judío, debido a que, durante la Segunda Guerra Mundial, aquí se ubicaba el gheto judío, en la zona comprendida por las calles Dohany, Karoly, Kiraly y Kertesz. La historia de este barrio es trágica ya que fue un gueto donde se obligó a vivir a los judíos en los tiempos de la segunda guerra mundial y el holocausto nazi. De hecho, hay tours a pie por este barrio que deben ser muy interesantes, pero que todavía no hemos tenido la oportunidad de hacerlos y que haremos en nuestra próxima visita a la ciudad.

El barrio judío es el barrio con más vida de Budapest. Hay numerosas alojamientos, bares, restaurantes y cafeterías y es perfecto para que te alojes durante tu estancia en Budapest.

edificio-barrio-judío

Fachadas del barrio judío

Buscar el mural de Okuda

En el número 4 de la calle Dob, en el barrio judío, debes buscar el colorido mural de artista español Okuda que representan al diplomático español Ángel Sanz-Briz. Sanz-Briz fue un diplomático representante de España en Hungría que salvó a unos 5.000 judíos húngaros durante la Segunda Guerra Mundial al otorgarles pasaportes españoles. Si te interesa la historia de Sanz-Briz puedes ver la película «El ángel de Budapest» (Luis Oliveros, 2011).

mural-okuda

Mural de Okuda

Visitar la gran Sinagoga

La Sinagoga Judia (Dohány utcai zsinagóga) es la segunda más grande del mundo, solo superada por la de Jerusalén. Fue diseñada por un arquitecto cristiano que viajó a Córdoba para inspirarse. Se pueden ver algunos elementos cristianos, como el rosetón, la planta basilical o el órgano (no tiene sentido ya que en shabat está prohibido tocar música o hacer trabajos manuales).

sinagoga-Budapest

Sinagoga de Budapest

Está abierta todos los días menos los sábados. La entrada cuesta 2.850 florines (unos 8 euros). En la parte exterior puedes visitar en cementerio judío, algo muy inusual ya que va en contra de la norma judía que dice que no se puede enterrar en monumentos. También puedes ver el Árbol de la Vida, que es una especie de sauce llorón en el que cada hoja tiene escrito el nombre un judío asesinado durante el Holocausto.

Entrar en la Basílica de San Esteban

La Basílica de San Esteban (Szent István bazilika) es el edificio religioso más grande de Hungría. Su nombre hace honor al primer rey de Hungría, Esteban I, y en el interior se encuentra una de las reliquias sagradas más importantes del país: su mano derecha. Mide 96 metros, convirtiéndose en el punto más alto de Budapest, junto al edificio del Parlamento.

vistas-basilica-san-esteban

Vistas desde la Basílica de San Esteban

La entrada a la Basílica es gratuita (o puedes pagar la voluntad) y te recomendamos subir a la cúpula (cuesta 500 HUF) para tener unas buenas vistas de Budapest. Hasta aquí puedes subir en ascensor, que cuesta lo mismo que subir por las escaleras, así que puedes ahorrarte el esfuerzo.

Como curiosidad, en la Basílica está enterrado el jugador de fútbol húngaro Puskas, que fue jugador del Real Madrid y uno de los más famosos junto a Di Stefano. Cuando nos dijeron este dato, nos quedamos alucinadas y, al entrar, buscamos la tumba un poco escépticas de encontrarla. Preguntamos a uno de los vigilantes y nos dijo que le acompañáramos. Abrió una puerta y bajamos al piso de abajo de la Basílica donde había un auténtico cementerio. Un montón de nichos, donde pudimos ver tumbas más o menos recientes. Y entre ellas estaba la de este jugador de fútbol. Fue curioso poder visitar esta parte de la Basílica no accesible al público.

basilica-sam-esteban

Basílica San Esteban

Visitar la Ópera de Budapest

La Opera de Budapest (Magyar Állami Operaház) es una ópera neorrenacentista situada en la Avenida Andrassy. El edificio fue diseñado por Miklós Ybl como un teatro en forma de herradura que abrió sus puertas en 1884 en presencia del Emperador Francisco José I. Tenía una capacidad para 2.400 espectadores y rivalizó con la Ópera de Viena (Wiener Staatsoper). Tras una remodelación en 1980, su capacidad fue reducida y actualmente posee una para 1.289 espectadores.

Hay visitas guiadas para poder visitar el edificio por dentro, duran una hora y cuesta 2.990 florines (unos 8 euros). Las visitas en español son a las 15:00 y a las 16:00. También puedes optar por comprar una entrada para ver una ópera o ballet y así disfrutar del edificio y del espectáculo. Hay actuaciones casi todos los días.

opera-Budapest

Opera de Budapest por dentro

Visitar el café New York

El edificio del Café New York, construido en 1895 para albergar la sede de una compañía de seguros, es impresionante. Por eso te recomendamos que te acerques hasta aquí caminando para admirarlo por fuera, aunque no te lo puedes perder tampoco por dentro. El interior es también bastante espectacular: frescos de mitad del siglo XIX, lámparas de arañas venecianas o estucos dorados. En estos salones se siente uno cautivado por el encanto de la Belle Epoque donde pintores, actores e intelectuales de la época se daban cita en el café.

Puedes entrar a tomarte un café o un chocolate aunque ya te advertimos que suele haber colas y es bastante caro: el chocolate cuesta aproximadamente unos 1.800 HUF (unos 6,50 euros).

cafe-new-york

Café New York

Recorrer la Avenida Andrássy

La Avenida Andrássy (Andrássy út) es un emblemático bulevar que une la Plaza de Isabel (Erzsébet tér) con el Parque de la Ciudad (Városliget). Se comenzó a construir en 1870, para descargar la calle paralela Király utca del tráfico intenso. Está flanqueada por casas y palacios neorrenacentistas eclécticos que presentan bellas fachadas y por este motivo fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2002. También es la avenida donde están muchas de las tiendas de moda, como Louis Vuitton o Gucci.

edificio-andrassy

Edificio de la Avenida Andrássy

Montar en la línea de Metro 1

Es el segundo sistema de metro subterráneo más antiguo del mundo y su histórica Línea 1 (que data de 1896) fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2002. Recorre Budapest desde Vörösmarty tér hasta Mexikói út y es la línea más útil desde el punto de vista turístico. Recorre de principio a fin la Avenida Andrassy y hace paradas en la Ópera, la Plaza de los Héroes, el Parque de la ciudad y muy cerca del Puente de las Cadenas.

La Plaza de los Héroes

La Plaza de los Héroes (Hősök tere) es un memorial con estatuas de los líderes de las siete tribus magiares que fundaron Hungría en el siglo IX y otras personalidades de la historia húngara.

plaza-heroes

Plaza de los Héroes

Ir a la Isla Margarita

La Isla Margarita (Margitsziget) es el parque más grande Budapest que está entre Buda y Pest. Es una buena zona para relajarse. Con sus 2.500 metros de longitud, encontrarás varios jardines, las ruinas del Convento de Santa Maria, una piscina con toboganes acuáticos, entre otras cosas.

Relajarse en los baños termales

Budapest es conocida como la ciudad de spas y no es para menos. Cuenta con 123 fuentes termales y más de 400 manantiales, perfectas no sólo para relajarse sino que sus aguas, ricas en minerales, son ideales para tratar diversas dolencias, como la artritis. Budapest se encuentra sobre la falla geográfica que separa las colinas de Buda de la Gran Llanura, lo que hace que cada día broten más de 30.000 m³ de agua mineral entre 21º y 76º.

Aunque hay termas romanas del siglo II, la verdadera cultura de los balnearios se extendió durante la dominación turca en los siglos XVI-XVII. Existen varios baños termales pero los más conocidos son los Baños Széchenyi (Széchenyi-gyógyfürdő) y los Baños Gellert.

baños-termales

Baños termales Széchenyi

Los Baños Széchenyi es uno de los recintos termales más grandes de Europa y fue inaugurado en 1913. Tiene 15 piscinas: 3 grandes al aire libre y 12 pequeñas en los recintos del interior. También hay saunas y salas de masajes. Está abierto de 06:00 a 22:00 y entrar cuesta entre 4.900 y 6.000 HUF (entre 15 y 18 euros).

Es una experiencia muy recomendable, sobre todo en invierno, aunque también debes saber que, dependiendo del día y la hora que vayas, puede haber mucha gente. Probablemente por la mañana haya menos gente, aunque bañarse por la noche tiene su encanto.

Comer, comer y comer

Como la gastronomía es muy importante en nuestros viajes, cuando viajamos nos encanta probar los platos típicos de los países que visitamos. Hungría no es conocida por su excelente gastronomía, pero lo que sí es cierto es que la gastronomía húngara es rica en aromas y sabores picantes. El plato más conocido de esta cocina es el goulash y no debes irte de Budapest sin probarlo. Además, en Budapest puedes comer muy bien y barato.

goulash

Goulash

Tomar una cerveza en un ruin bar

Los ruin bar se han puesto muy de moda en los últimos años. Eran antiguos edificios en ruinas que se iban a demoler, pero que se alquilaron por precios muy bajos, se rehabilitaron y se han transformado en espacios culturales y bares alternativos.

El Bar Szimpla es el primer y más famoso ruin bar de Budapest y es un espacio donde hay actos culturales, música en directo, etc. Está situado en pleno barrio judío y es chulísimo. Tiene dos plantas y cuenta con una decoración muy alternativa. A nosotras nos recuerda a muchos bares de Berlín. Te recomendamos que vayas por la noche a tomarte una cerveza, ya que hay más ambiente pero también debes acercarte durante el día, porque hay mucha menos gente, se está más tranquilo y puedes ver toda la decoración con más calma (y mejor luz).

Ruin-Bar

Ruin bar Szimpla

Existen también otros ruin bar muy recomendables como el popular restaurante Mazel Tov, el Púder Bárszínház, el Csendes Vintage, el Fogas Haz o el Instant.

 

Esperamos que con este post te sirva para que no te pierdas lo más importante de Budapest. Además, si quieres organizar tu visita en tres días, te recomendamos este post.

 

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que manter este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí