Atenas, la capital griega, es una de las ciudades más antiguas del mundo, habitada desde hace 5.000 años y será probablemente una parada obligatoria en tu ruta por Grecia.

No te vamos a engañar: nuestra relación con Atenas no acaba de cuajar. Fuimos por primera vez en el año 2011 y no nos gustó nada. En julio de 2021 volvimos a dar una oportunidad a Atenas con el claro convencimiento de que esta vez íbamos a encontrarle el encanto. Pero no ha sido así. Seguimos sin pillarle el gusto a esta ciudad.

Atenas es decadente, ruinosa, sucia. Esto no es un problema para nosotras ya que solemos encontrar el encanto a las ciudades con este aura. Sin embargo, Atenas parece un amor imposible. No sabríamos decirte por qué, aunque quizás es el ambiente que se respira en sus calles lo que no nos acaba de dar mucha confianza. A pesar de que no sea nuestra ciudad favorita, Atenas es historia y en este post te contamos qué ver en dos días.

 

Consejos para visitar Atenas

  • Compra el ticket combinado: existe un ticket combinado para visitar la Acrópolis y otros 6 lugares de interés turístico. El precio es de 30 euros en temporada alta (abril-octubre) y 15 euros en temporada baja (noviembre a marzo) y tienes 5 días para visitar todo lo que incluye. Los 5 días empiezan a contar desde el momento en el que se accede al primer yacimiento. Incluye la entrada a la Acrópolis de Atenas, el Ágora ateniense, el Ágora romana, la Biblioteca de Adriano, el Olimpeion, el Cementerio de Keramikos y el Liceo de Aristóteles. Algunos de estos monumentos se pueden ver desde fuera como es el caso de la Biblioteca de Adriano o el Ágora romana. Sin embargo, creemos que es bastante interesante visitar algunos yacimientos por dentro, como el Olimpeion o el Ágora ateniense, así que con el ticket combinado vas a ahorrar dinero y tiempo, ya que te permite evitar las colas. Puedes sacar el ticket en las taquillas de los yacimientos arqueológicos que están incluidos o sacártelo online en el servicio online de venta de entradas del gobierno griego.
  • Madruga para ver la Acrópolis: es una recomendación bastante obvia pero nunca viene mal recordarlo. La Acrópolis es el símbolo de Atenas y el lugar más visitado de la ciudad y de toda Grecia, por lo que es evidente que siempre va a haber gente. Sin embargo, para poder disfrutar de este yacimiento de forma más relajada, te recomendamos madrugar para estar en el acceso principal (al oeste) de la Acrópolis unos 15-30 minutos antes de su apertura a las 08:00. De esta manera, te puede pasar como a nosotras que fuimos las primeras en entrar y estuvimos unos minutos completamente solas. Pero además, debes de tener en cuenta que la Acrópolis se encuentra en la mayor planicie de la provincia de Ática, a unos 550 metros de altura. En los meses calurosos subir en las horas centrales del día puede ser una muy mala idea, por lo que madrugar es casi obligatorio.
  • Evita algunas zonas de la ciudad y evita alojarte en algunos barrios: Atenas es una ciudad segura y no hemos tenido ningún problema las dos veces que hemos estado allí. Sin embargo, hay barrios que debes evitar como Menidi, Acharnes y Zefyri, considerados los barrios peligrosos de Atenas. Si buscas alojamiento tampoco te recomendamos alojarte en Omonia, ya que es una de las zonas de Atenas conocida por la droga.

calles-atenas

Calles de Atenas

 

Qué ver en Atenas en dos días

En el mapa de Grecia, en el desplegable de Atenas, encontrarás todos los lugares que mencionamos en este post.

 

Día 1

Ágora ateniense

El ágora de la antigua ciudad de Atenas, como en cualquier otra ciudad de la antigüedad, era el centro de la actividad política, administrativa, comercial y social, su foco religioso y cultural, y el lugar donde se impartía justicia.

El ágora ateniense se encuentra a unos 5 minutos caminando de la plaza Monastiraki. Abre de 08:00 a 18:30 en verano y de 08:00 a 15:00 en invierno. La entrada cuesta 10 euros en verano y 5 euros en invierno. Si tienes el ticket combinado, el Ágora ateniense está incluido.

El lugar más impresionante del ágora ateniense es el Hefesteion, un templo dórico del siglo V a. C. situado en la cima de la colina llamada Colonos Agoreo. Aquí se rendía culto a Hefesto y Atenea Ergane, dioses de la metalurgia y de la cerámica y de la artesanía respectivamente. Se sabe que en las proximidades del templo había muchos talleres de metales y de cerámica.

A veces también recibe el nombre de Teseion porque se pensaba que aquí estaban enterrados los huesos del héroe griego Teseo, aunque parece que dichos huesos están enterrados en un lugar cercano a la Acrópolis.

Hefesteion-Atenas

Hefesteion

En el ágora ateniense también se pueden ver otros lugares importantes para la vida política de la antigua Atenas como el Tholos de Atenas, la sede los pritanos, que eran 50 magistrados que ejercían el poder ejecutivo durante un mes, o el Metroón, que era santuario de la diosa Rea y archivo de la ciudad.

En el ágora ateniense destaca el Odeón de Agripa, situado en el centro del recinto. Es el lugar donde tenían lugar los conciertos y conferencias. Fue un regalo que el general Agripa otorgó a la ciudad de Atenas y en agradecimiento, los atenienses dedicaron un monumento a Agripa en la Acrópolis.

La Estoa de Átalo es un pórtico helenístico que fue totalmente destruido en el año 267, por lo que lo que se ve actualmente es una reconstrucción. En la actualidad alberga un museo con algunas de las piezas más importantes halladas en el ágora ateniense.

En la zona norte del recinto está la pequeña Iglesia bizantina de los 12 apóstoles, una pequeña maravilla del siglo X que no debes perderte en tu visita.

Biblioteca de Adriano

La Biblioteca de Adriano o Biblioteca de las Cien Columnas está justo al lado de la plaza Monastiraki. Abre de 08:00 a 18:30 en verano y de 08:00 a 15:00 en invierno. La entrada cuesta 6 euros en verano y 3 euros en invierno. Si tienes el ticket combinado, la Biblioteca de Adriano está incluida.

Construida en el año 132 por el emperador romano Adriano, era el lugar donde se guardaba una extensa colección de libros, además de ser sala de lectura y centro de convenciones.

La biblioteca fue destruida en el año 267. Desde el siglo V hasta la ocupación otomana la antigua biblioteca de Adriano fue reemplazada por una iglesia paleocristiana en los primeros siglos y después por una iglesia bizantina. Durante la ocupación otomana, fue la sede del gobernador.

La biblioteca quedó en el olvido hasta que en 1885 un incendio dañó el templo cristiano y se encontraron bloques de piedra caliza y columnas corintias así como los restos de la iglesia paleocristiana del siglo V.

biblioteca-adriano

Biblioteca de Adriano

Ágora romana

El ágora romana era la antigua plaza pública de Atenas, el lugar de mercado y reunión de una ciudad. El ágora romana de Atenas es un espacio rectangular, rodeado de stoas que era donde estaban los comercios.

El ágora romana abre de 08:00 a 18:30 en verano y de 08:00 a 15:00 en invierno. La entrada cuesta 8 euros en verano y 4 euros en invierno. Si tienes el ticket combinado, el ágora romana está incluido.

El ágora romana tenía dos accesos. La entrada occidental se hacía a través de la Puerta de Atenea Arquegetis, construida en el año 11 d. C. por Julio Cesar y Augusto. La entrada oriental se hacía a través de un propileo, construido entre el 19 y 11 a. C., que tenía una fila de cuatro columnas jónicas de mármol gris.

En el ágora romana destaca el Agoranomion, un edificio rectangular del siglo I, que según parece pudo haber sido empleado para el culto a Claudio o Nerón. En la actualidad se conserva la fachada, que tenía tres puertas con dinteles en arco, y una amplia escalera. Fuera del rectángulo del ágora romano también destaca la Torre de los Vientos, del siglo II a. C., que era el reloj público.

agora-romana

Ágora romana

Museo del Acrópolis

El Museo de Acrópolis es una de las visitas imprescindibles en tu visita por Atenas en dos días y está situado en la ladera sur de la Acrópolis. Abre de de martes a jueves de 09:00 a 17:00, los viernes de 09:00 a 22:00 y los sábado y domingos de 09:00 a 20:00. Los lunes está cerrado. La entrada cuesta 10 euros y la visita completa al museo te llevará unas dos horas.

El museo está destinado a los hallazgos y restos arqueológicos encontrados en la Acrópolis. En la entrada se puede ver un suelo transparente que nos permite disfrutar de los restos arqueológicos de un pequeño sector de la ciudad antigua de Atenas. El museo tiene diferentes salas donde se exponen piezas importantes de los edificios de la Acrópolis, como son los Propileos, el templo de Atenea Niké, el Erecteion y el Partenón que dispone de una sala exclusiva (las más relevante del museo).

Entre las obras más importantes están las Cariátides, que son las famosas columnas con forma de mujer que sostenían parte del Templo del Erecteion. Tampoco debes perderte la lechuza de mármol de la entrada al museo (símbolo de la sabiduría), el busto de Alejandro Magno, el Moscoforos estatua de un joven que porta sobre sus hombros un ternero o las llamadas Kores, estatuas de jóvenes doncellas.

detalle-museo-acrópolis

Museo del Acrópolis

Pasear por los barrios del centro de Atenas

Los barrios del centro de Atenas son Plaka, Psiri y Monasteraki.

Plaka es uno de los barrios más conocidos y más turísticos de Atenas. Se le conoce también como el barrio de los dioses, ya que está muy cerca de la Acrópolis. Está lleno de restaurantes, cafeterías y tiendas de recuerdos y por eso lo mejor que puedes hacer es pasear por sus callejuelas, alejándote de las calles más transitadas por los turistas para descubrir algunos rincones con encanto. También puedes aprovechar para comer en algunas de sus numerosas tavernas y disfrutar así de la deliciosa gastronomía griega.

Psiri es otro de los barrios populares del centro de Atenas y esta situado al norte de Plaka y Monastiraki. Está lleno de cafés y bares para tomar algo, con lo que es un buen lugar para acabar el día. Si quieres ver una horterada total, puedes buscar el café Little Kook. Cuando nosotras fuimos la temática era Peter Pan y estaba decorado hasta el extremo: los camareros estaban disfrazados de Campanilla y Peter Pan.

En Monasteraki te recomendamos que te acerques a ver el Mercado Central y entres para ver el quehacer diario de los diferentes puestos de pescado y carne.

mercado-central

Mercado Central

Linterna de Lisícrates

Es un monumento que se encuentra en el barrio de Plaka. Fue construido en la época de Alejandro, en honor del corego Lisícrates. El corego era el ciudadano que costeaba las representaciones musicales. Lisícrates ganó el primer premio en el teatro de Dionisos con una actuación de un coro masculino, por ello se levantó este monumento.

El cementerio de Keramiko

El Keramiko es el nombre que recibe la mayor necrópolis de toda Grecia, por lo que no puedes irte de Atenas sin visitar este yacimiento arqueológico tan importante. Abre de 08:00 a 18:30 en verano y de 08:00 a 15:00 en invierno. La entrada cuesta 8 euros en verano y 4 euros en invierno. Si tienes el ticket combinado, el cementerio de Keramiko está incluido.

Está situado en pleno centro de Atenas y se cree que en el siglo XI a. C. el antiguo Keramikos se extendía desde el límite del ágora griega hasta el bosque de olivos situado en las afueras de Atenas, donde se cree que Platón fundó su Akademia, un área mucho mayor de lo que se puede ver en las excavaciones actuales.

Keramikos era el barrio de alfareros. No es casual que los alfareros se instalaran en esta zona de la ciudad: aquí estaban los depósitos de arcilla del río Eridanos, que hasta el 2011 pasaba por aquí.

En el año 478 a. C. Temístocles levantó un muro para proteger el ágora y el barrio de Keramikos quedó dividido en dos. Como los atenienses enterraban a sus muertos fuera de las ciudades, la zona del barrio de Keramikos que quedó extramuros se comenzó a usar como cementerio, hasta llegar a ser el cementerio más importante y extenso de Atenas.

keramikos

Keramikos

El cementerio quedó enterrado y en el olvido hasta 1862 que fue redescubierto durante los trabajos de construcción de una carretera. Un tiempo después, comenzaron las excavaciones en el lugar, gracias a las cuales hoy se puede visitar esta gran necrópolis de la antigua Atenas.

Atardecer desde el monte Licabeto

El monte Licabeto está en el barrio de Kolonaki y desde sus 278 metros se tienen unas vistas espectaculares de la ciudad de Atenas. Cuenta la leyenda que Atenea quería que la Acrópolis estuviera más cerca del cielo y para ello tomó una enorme roca que colocaría en la colina del Acrópolis. Mientras transportaba la roca, recibió una noticia inesperada y soltó la roca y así es cómo se originó el monte Licabeto.

La mejor hora para subir al monte Licabeto es a la hora del atardecer. Para llegar hasta aquí, puedes subir caminando, en coche o en funicular.

 

Día 2

Acrópolis

La Acrópolis es, sin duda, el símbolo de la ciudad de Atenas y el monumento más importante de esta ciudad. Acrópolis significa literalmente “ciudad alta” y todas las ciudades griegas contaban con una acrópolis, aunque la más conocida es la de Atenas. Tenía doble función: defensiva y albergar los lugares de culto más importantes de la ciudad.

Aunque sea el monumento más importante, te recomendamos que lo dejes para el último día de tu estancia en Atenas, pues así te guardas lo más bonito para el último día, de manera que así no eclipsa el resto de monumentos de la ciudad.

Los asentamientos en el lugar de la Acrópolis de Atenas se remontan al siglo IV a. C. pero la mayor parte de los edificios que se pueden ver hoy en la Acrópolis son de la época de Pericles (499 a. C.- 429 a. C.) y se construyeron sobre las ruinas que dejaron las tropas persas de Jerjes I. El maestro de obras que dirigió la reconstrucción de la Acrópolis fue Fidias y de esta época son los Propileos, el Partenón, el Erecteión y el templo de Atenea Niké.

Hay dos entradas: la más accesible es la sur, porque por allí pueden aparcar los autobuses turísticos así que te recomendamos que evites ese acceso. La entrada oeste es la más recomendable. Además, esta entrada se hace por el lugar de entrada original así que estarás entrando por el lugar adecuado.

parteon-acropolis

Partenón

Abre a las 8.00 y, como te hemos comentado anteriormente, te recomendamos que madrugues para visitar la Acrópolis. Nosotras fuimos las primeras en entrar y tuvimos la Acrópolis para nosotras solas durante unos minutos: una gozada.

La gran entrada a la Acrópolis son los Propileos y al sur de esta entrada se encuentra el templo de Atenea Niké (“Atenea victoriosa”) o Atenea Aptera (“Atenea sin alas”). Es un templo pequeño pero muy armonioso que simboliza que Atenea, una vez sin alas, no se movería de Atenas. 

El Partenón es uno de los monumentos más importantes de la Acrópolis y es obra el escultor Fidias y los arquitectos fueron Ictino y Calícrates. Este templo de orden dórico fue proyectado con ligeras correcciones con la finalidad de contrarrestar los efectos ópticos de la perspectiva, es decir, todas las líneas aparentemente rectas en realidad se esculpieron ligeramente curvas, para obtener más armonía.

Destaca la decoración del friso interior, en los que aparecen 378 figuras humanas y 245 animales representando la procesión de las fiestas de las Panateneas, un ciclo de fiestas religiosas que tenía lugar cada cuatro años en honor de la diosa Atenea. Sus fragmentos se encuentran dispersos en diversos museos, sobre todo en el Museo de la Acrópolis de Atenas y en el Museo Británico de Londres.

En el interior del Partenón estaba la gran estatua de la diosa Atenea Pártenos, que realizó Fidias. Esta escultura era de oro y marfil (criselefantina) y medía 15 metros de altura con pedestal, pero solo han llegado hasta nosotros algunas copias antiguas de la época.

erecteion-acropolis

Erecteión

El Erecteión es otro de los edificios más icónicos de la Acrópolis y está dedicado a tres divinidades: Atenea, Poseidón y Zeus. Aquí es donde tuvo lugar la famosa disputa entre Atenea y Poseidón por el control de Atenas, que ganó Atenea. Lo más conocido del Erecteión es el famoso pórtico de las cariátides: seis estatuas de mujeres jóvenes que miden de 2,3 metros de altura y sirven de columnas. Las que se encuentran in situ son réplicas, ya que cinco de las originales se encuentran en el Museo de la Acrópolis y la otra en el Museo Británico de Londres.

Además, existen otros edificios interesantes en la Acrópolis que quedan eclipsados por los anteriores pero que no debes perderte en tu visita, como el Pandroseión, el Arreforión, y el Eleusinión. En el extremo occidental de la pendiente sur de la Acrópolis de Atenas se encuentra el Odeón de Herodes Ático, un edificio para audiciones musicales, el Asclepeion, el templo curativo de la Acrópolis y el teatro de Dioniso, que fue el mayor teatro de la antigua Grecia y es considerado el teatro más antiguo del mundo.

Arco de Adriano

A escasos metros del Olimpeion está el arco de Adriano, que es monumento conmemorativo al emperador Adriano por el pueblo ateniense. Los atenienses le agradecieron la labor de renovación que llevó a cabo en la ciudad. Tiene 18 metros de altura y separa la antigua ciudad griega de la “nueva” romana.

Olimpeion

El templo de Zeus Olímpico, también conocido como Olimpeion, es el templo más grande del mundo griego. Está situado a unos 500 metros de la Acrópolis de Atenas. Abre de 08:00 a 18:30 en verano y de 08:00 a 15:00 en invierno. La entrada cuesta 8 euros en verano y 4 euros en invierno. Si tienes el ticket combinado, el Olimpeion está incluido.

Se comenzó a construir en el siglo VI a. C. pero no se llegó a concluir. De hecho, fue en el siglo II cuando se terminó la construcción del templo gracias al emperador Adriano, que era un gran admirador de la cultura griega.

Medía 96 metros de largo y 40 metros de ancho y tenía 104 columnas corintias, cada una de 17 metros de alto, de 2,6 metros de diámetro y un peso aproximado de 364 toneladas. Hoy solo sobreviven 16 de estas columnas: 13 de ellas en el lado este en pie y 3 en el lado oeste, una de ellas caída.

Estadio Panathinaikó

El Estadio Panathinaikó es el estadio más antiguo del mundo y el único estadio construido enteramente de mármol, hecho por el cual también se le conoce también como el Kallimármaro, que significa “el mármol hermoso”.

Está a unos pocos metros del Olimpeion y de la plaza Sintagma. Abre de 08:00 a 19:00 en verano y de 08:00 a 17:00 en invierno y la entrada cuesta 5 euros.

En los tiempos antiguos fue utilizado para alojar la parte atlética de los Juegos de las Panateneas, en honor de la diosa Atenea. Los restos de la antigua estructura fueron excavados y restaurados, con fondos proporcionados por Evangelis Zappas para el renacimiento de los Juegos Olímpicos y aquí se celebró la primera edición de los Juegos Olímpicos Modernos en Atenas en 1896.

estadio-atenas

Estadio Panathinaikó

Plaza Sintagma

La Plaza Sintagma o la Plaza de la Constitución es el lugar donde se encuentra el Parlamento de Grecia, que es el antiguo Palacio Real. El 3 de septiembre de 1843 el rey Otón I de Grecia fue forzado a aceptar la constitución, de ahí su nombre.

En la plaza, además del edificio del Parlamento de Grecia, se puede ver la Tumba del soldado desconocido, flanqueada por textos de la famosa oración fúnebre de Pericles. Frente a esta tumba la Guardia Nacional (évzones) patrulla continuamente delante de la tumba, vestidos con sus famosos uniformes de fustanella y zuecos. El cambio de guardia tiene lugar cada hora y solo te recomendamos que lo veas si por casualidad estás en la Plaza Sintagma en ese momento, a no ser que te encante ver los cambios de guardias.

También en ella han tenido lugar numerosas manifestaciones de protesta contra las medidas de austeridad tomadas por el gobierno griego frente a la crisis económica que tiene lugar en el país de 2010 en adelante.

cambio-guardia-atenas

Cambio de guardia

Pasear por Exarchia

Exarchia es el barrio anarquista y de izquierdas de Atenas, uno de los barrios más politizados de la ciudad. En 1920 algunos profesores y estudiantes de la Universidad Politécnica de Atenas se mudaron a este barrio y se convirtió en un barrio bohemio, donde vivían intelectuales y artistas. En noviembre de 1973 cientos de estudiantes se encerraron en la Universidad Politécnica para conseguir poner fin a la dictadura y las tropas del régimen asesinaron a decenas de estudiantes en lo que se conoce como la revuelta de la Politécnica de Atenas. Hubo entonces enfrentamientos entre los militares y los estudiantes y es por eso que desde entonces el barrio de Exarchia está considerado como el barrio anarquista.

Recientemente Exarchia ha sido foco de algunas manifestaciones importantes, que tuvieron lugar en 2008 y que terminaron con la trágica muerte de Aléxandros Andréas Grigorópulos, que murió a consecuencia de un disparo de un policía en una protesta. Tras este acontecimiento se intensificaron las protestas.

Puedes pasearte por este mítico barrio, ya que es un buen lugar para encontrar street art, tomarte una cerveza o comer alguna en alguna taberna griega.

grafiti-exarchia

Grafiti de Exarchia

Museo Arqueológico Nacional de Atenas

El Museo Arqueológico de Atenas es otra de las visitas imprescindibles en la ciudad y cuenta con muchos de los objetos arqueológicos más importantes encontrados en Grecia desde su prehistoria hasta la antigüedad tardía, siendo el principal museo arqueológico griego.

El museo tiene el siguiente horario: de abril a octubre abre de miércoles a lunes de 08:00 a 20:00 y los martes de 13:00 a 20:00 y noviembre a abril abre los miércoles a lunes de 08:00 a 17:00 y los martes de 13:00 a 20:00. La entrada cuesta 10 euros en temporada alta y 6 euros en temporada baja.

El museo cuenta con tres plantas que albergan más de 11.000 objetos organizados en cinco colecciones permanentes: la colección prehistórica (del VI milenio a. C. al 1050 a. C.), la colección de esculturas (de los siglos VII al V a. C.), la colección de cerámica (del siglo XI a. C. hasta la Grecia romana), la colección de bronce y las colecciones egipcias y del Próximo Oriente.

Entre los objetos que no debes perderte en este museo destaca la máscara de Agamenón, descubierta en el siglo XIX por Heinrich Schliemann en Micenas. Es una lámina de oro usada como máscara funeraria y, aunque se conoce como máscara de Agamenón, la datación entre 1550 y 1500 a. C., la sitúa unos 300 años antes del legendario rey griego.

También destaca la colección de Kuroi y Korai, que son estatuas de chicos jóvenes desnudos, y estatuas de chicas jóvenes vestidas, respectivamente. Estas estatuas fueron esculpidas entre los siglos VIII y VI a. C. y son espectaculares, sobre todo si te fijas en los detalles, como los peinados, la musculatura y los rasgos de los rostros. En la colección de este museo destacan el kuros de Creso, encontrado en Anavissos, del siglo VI a. C. y el kuros de Sunion, de tres metros de altura y el más antiguo encontrado, del siglo VII a. C.

Destacan también la estatua de bronce de Poseidón, una estatua de algo más de 2 metros que representa a este dios griego lanzando su tridente, aunque este no se conserva; y el jinete de Artemiso es una estatua del siglo II a. C. que representa a un joven jinete en su caballo.

museo-arqueologico-atenas

Museo Arqueológico de Atenas

Atardecer desde la Colina Filopapo

La Colina Filopapo es, sin duda, el mejor lugar para disfrutar de un atardecer perfecto en Atenas. Se sitúa al suroeste de la Acrópolis y se la conoce también como la Colina de las Musas. Llegar hasta aquí es muy sencillo ya que hay varios senderos que te llevan a la colina, por lo que en los días calurosos se agradece la sombra de los árboles.

 

Dónde comer en Atenas

Nos encanta probar la gastronomía del país que visitamos y en Grecia disfrutamos mucho con cada plato típico que probamos. Atenas es un lugar perfecto para que pruebes la gastronomía griega y por eso nos gustaría contarte dónde puedes comer en Atenas:

  • GH Attikos: es uno de los mejores restaurantes para disfrutar, no solo de la gastronomía griega, sino también de unas vistas increíbles de la Acrópolis. Es conveniente reservar con algunos días de antelación, sobre todo si queréis tener la mejor mesa con las mejores vistas. Es un poquito más caro pero se come genial. La mejor moussaka de todo el viaje la comimos en este restaurante.
  • Atitamos: es un buen restaurante para comer en el barrio de Exarchia. Tienen una carta con algunos platos típicos de la cocina griega y los precios son razonables.
  • Klepsidra Café: es un buen lugar situado en pleno barrio de Plaka para hacer una pausa y comer algo ligero. Tiene una pequeña carta donde te recomendamos que pruebes las empanadas. También es un buen lugar para tomar un café y acompañarlo con alguna de sus tartas.
  • Fallafelas: es el lugar perfecto si quieres probar el pan de pita con falafel. Buenísimo y además muy barato.

mousaka-grecia

Moussaka del Attikos

 

Esperamos que este post te ayuda a planificar tu visita a Atenas en dos días.

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que mantener este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí