Como muchos ya sabéis, vivimos en Berlín desde hace ya varios años. Sin embargo, lo que muchos probablemente no sepáis es que en Alemania la mayor comunidad de inmigrantes procede de Turquía. El país tiene más de 2,5 millones de ciudadanos turcos, sin contar que muchos de ellos ya han obtenido la nacionalidad alemana, por lo que la cultura turca no es, en cierto modo, desconocida para los que vivimos en Alemania y, en concreto, en Berlín.

En la capital alemana hay barrios enteros cuya población es mayoritariamente turca. Existen supermercados con productos de este país, en los que los trabajadores hablan entre ellos en turco. Probablemente en Berlín haya más locales de comida turca que de comida alemana. Por eso, cuando preparábamos nuestro viaje a Turquía, pensábamos que no nos iba a sorprender demasiado. Pero lo que no sabíamos es que no iba a ser así.

fotogramas-turquía

Escaparate de ¿Alemania o Turquía?

Turquía ha sido una encrucijada histórica entre las civilizaciones orientales y occidentales. Su territorio ha sido el hogar de grandes civilizaciones como el Imperio Asirio, el Imperio Persa, la antigua Grecia, el Imperio Romano, el Imperio Bizantino y el Imperio Otomano, entre otros, y el lugar en el que tuvieron lugar muchas de las batallas más importantes de la historia. El paso de todas estas civilizaciones por este territorio y la mezcla de culturas es algo que ha quedado plasmado en la historia y la cultura de la actual Turquía.

Desde hace unos años, muchos turistas se preguntan si es seguro visitar el país. Desde la fundación de la República de Turquía en 1923, Atatürk trató de “europeizar” Turquía llevando a cabo una serie de reformas para lograr un país más moderno y laico. Es por ello que actualmente Turquía es, según su constitución, un estado democrático y laico. En cuanto a religión, el 99% de su población es musulmana. Con la llegada al poder del actual presidente Erdoğan en 2014, Turquía se ha vuelto un país políticamente inestable. Su llegada ha traído consigo una creciente islamización de sus políticas y del país, queriendo así deshacerse del laicismo que instauró Atatürk. Además una serie de atentados en lugares turísticos en Estambul y Ankara hicieron descender drásticamente la llegada de visitantes al país. Nosotras mismas hemos estado aplazando nuestro viaje a Turquía hasta que en septiembre 2019 decidimos elegirlo como destino.

fotogramas-turquía

Calles de Estambul

Turquía ha sido una grata sorpresa, ya que hemos descubierto un país que nos ha sorprendido muchísimo y nos ha dejado con la miel en los labios. Estuvimos diez días en el país, en un viaje que combinamos con Jordania, y creemos que podríamos haberle dedicado mucho más tiempo.

La grandeza geográfica de Turquía hace que sea un país basto, variado y rico en paisajes. Puedes pasar de ver Estambul, una de las ciudades más pobladas de Europa, a las ruinas de la ciudad de Éfeso, a los paisajes solitarios con aspecto lunar de Capadocia, a calas escondidas en la costa del Mediterráneo o a lugares más remotos como el Monte Nemrut o Kars.

fotogramas-turquía

Paisajes de la Capadocia

Además, los turcos tienen ese carácter mediterráneo que tanto nos gusta y que te hace sentir como en casa a pesar de las diferencias culturales. Si vienes de una región mediterránea, te darás cuenta que ese carácter familiar, amigable y cercano está presente también en Turquía. Están dispuestos a ayudarte, a comunicarse contigo, aunque haya una barrera idiomática entre vosotros. En los restaurantes te recomendarán qué plato debes elegir para acertar seguro, en los alojamientos insistirán en darte los mejores consejos, en la calle resolverán cualquiera de tus dudas. Y por supuesto, todo ello siempre servido con un té. Quizás es algo que no te sorprenda de entrada y que te parezca normal, pero creednos que si llevas viviendo varios años en el norte de Europa, este tipo de comportamientos agradan y te ofrecen una cercanía y familiaridad, dignas de valorar.

fotogramas-turquia

Atardecer en Estambul

Tenemos la sensación de que Turquía está infravalorada, turísticamente hablando. Es un país cercano que, más allá de Estambul o las paradas de los cruceros en sus costas, no despierta mucho interés. Quizás es por la cercanía o quizás sea porque a veces nos empeñamos en desplazarnos hasta la otra punta del planeta para ver lugares fascinantes, cuando a la vuelta de la esquina tenemos sitios de ensueño. Desde aquí queremos recomendaros ir a visitar Turquía porque creemos que es un país para todo tipo de viajeros, de viajes y de gustos.

 

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que manter este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí