Chiang Mai es la capital del norte de Tailandia y es una de las ciudades más visitadas de esta zona del país. Chiang Mai  es una de esas ciudades en las que uno quiere quedarse más tiempo, para descubrirla despacio. Es una ciudad tranquila y sosegada que tiene una zona antigua muy agradable. Son muchos los extranjeros que residen aquí, pero también hay mucho nómada digital que hace de Chiang Mai su residencia durante unos meses. Y no nos extraña porque paseando por sus calles a nosotras también nos invadió la sensación de que podría ser una ciudad de la que haríamos nuestro hogar, al menos durante una temporada. 

Templo de Chiang Mai

 

UN POCO DE HISTORIA

El rey Phaya Mengrai fundó el reino de Lanna en el siglo XIII, estableciendo la capital en Chiang Saen. Sin embargo, las crecidas del río Mae Ping hicieron que en 1296 tuviera que trasladar la capital a Chiang Mai, cuyo nombre completo significa “Ciudad Nueva Amurallada” (Nopburi Si Nakhon Ping Chiang Mai). El Reino de Lanna, con capital en Chiang Mai, duró hasta 1556, momento en que cayó en manos de los birmanos y que ocuparon la región durante los siguientes 200 años. 

A mediados del siglo XVIII un jefe local, Chao Kavila, contribuyó a la liberación del norte de Tailandia y es así como esta zona pasó a estar bajo la autoridad del Reino de Siam. En este momento Chiang Mai fue un importante centro comercial y una ciudad muy próspera. Las relaciones con el sur eran estrechas pero no fue hasta 1933 cuando oficialmente Chiang Mai se convierte en la provincia tailandesa de Siam.

 

QUÉ HACER EN CHIANG MAI

Chiang Mai es una ciudad con mucho encanto, tranquila que debes visitar en tu ruta por Tailandia. Por eso, te recomendamos pasar como mínimo dos días en esta ciudad y aquí te contamos 5 cosas que debes hacer. 

1. Visitar templos

En Chiang Mai la concentración de templos (wat en tailandés), tanto en la zona dentro de las murallas como a las afueras, es bastante elevada. Por eso una de las cosas que deberás hacer en la ciudad es visitar, por lo menos, 5 templos. Sin embargo, ya te decimos de antemano que verás muchos más porque es inevitable no encontrarlos por sus calles. Esta concentración de templos hace que haya muchos monjes budistas con sus túnicas naranjas paseando por la ciudad o que puedas encontrarte con los sonidos de algún rezo matutino. Algunos de sus templos más importantes son el Wat Phra Singh, el Wat Chedi Luang, el Wat Phan Thao, el Wat Chiang Man o el Wat Phra That Doi Suthep. Es este post te contamos qué templos visitar en Chiang Mai.

Wat Chedi Luang

2. Pasear por la ciudad 

Chiang Mai posee una zona antigua limitada por los restos de las antiguas murallas que te recomendamos que patees. Es el lugar donde te recomendamos que te alojes. Hay muchísimas guesthouses así que no te será difícil encontrar alguna que se ajuste a tu presupuesto y necesidades. Además, hay muchas tiendas en las que puedes gastar algunos baths o miles de cafeterías, algunas de ellas totalmente hipsters, donde pararte a descansar con un buen café o shake. Además por la noche Chiang Mai también tiene vida y podrás disfrutar de una cerveza en algunos de sus bares, que a veces ofrecen música en directo. 

Calles de Chiang Mai

3. Disfruta de la gastronomía 

Esto es algo obligatorio en cada sitio que visites en Tailandia, pero en este caso, céntrate en descubrir las especialidades del norte. El plato estrella es el Khaw Soi, una especie de curry con fideos cocidos y otros fideos fritos que está deliciosa y que es típica de Chiang Mai. Para comer lo mejor es hacerlo en puestos callejeros que por poco más de 40 baths te ofrecerán deliciosos manjares. Aunque también existen algunos restaurantes que bien merecen una visita como como el PS Chicken, donde comer un buen pollo asado o el Kanjana, donde degustar buenos currys.

comida-tailandesa

Delicioso Khaw Soi de un puesto callejero

4. Haz turismo responsable 

Paseando por Chiang Mai es imposible no darse cuenta de la explotación turística que se hace con los animales, en concreto con los elefantes y los tigres. Existen muchísimas agencias en Chiang Mai que te ofrecen este tipo de actividades.

Cuando viajamos no debemos eludir la responsabilidad de nuestros actos como turistas y por eso es muy importante que tomemos conciencia de hacer un turismo responsable. La explotación de los animales con fines turísticos es palpable en esta zona de Tailandia. Nosotras teníamos claro que no queríamos participar en ninguna de estas actividades.

Por eso, haz turismo responsable. No vayas a visitar los llamados “templos de tigres” porque en estos lugares los tigres son maltratados y están sedados para que los turistas se hagan una foto. No te montes en elefante porque, para que un grupo de turistas monte sobre estos animales, ha sido sometido a las más inimaginables torturas. 

elefantes-chiang-mai

Carteles de santuarios de elefantes de Chiang Mai

Posiblemente, también hayas leído sobre los llamados “santuarios de elefantes”. Muchos de los carteles que veíamos por Chiang Mai hacían alusión al hecho de que en estos lugares no se montaba a los animales. Los tailandeses parecen ser conscientes de que ese tipo de turismo ya no vende. Que está mal visto. En estos llamados “santuarios de elefantes” se supone que rescatan a esos animales torturados y les dan mejor vida. Tú puedes pagar, verlos, bañarlos, darles de comer y tocarlos. Mucha gente nos los había recomendado y nosotras no hemos querido ir. Algo nos frenó.

Nos preguntamos qué necesidad teníamos de ir allí, tocar a los animales y bañarlos. No se les monta pero, ¿no genera también estrés al animal que cada día un grupo de gente diferente les bañe, toque, les dé de comer y, lo que es peor, se haga negocio con ese dinero? No nos parece del todo ético contribuir a este tipo de turismo ya que si somos sinceras, ¿qué es lo que buscamos en estos sitios: ver animales o la cada vez más enfermiza necesidad de llenar las redes sociales con fotos, en este caso, tocando a elefantes?

En Chiang Mai conocimos a Sofi, una viajera argentina que había visitado Chang Chill, un lugar donde la prioridad son los elefantes y no los turistas: aquí solo les puedes observar y no ser partícipe de su rutina diaria. Si volvemos a Tailandia y queremos ver elefantes, será buscando siempre proyectos que piensen primero en los animales.

5. Excursión a Chiang Rai

Si no dispones de mucho tiempo para pasar un par de días en Chiang Rai, te recomendamos que hagas una excursión de un día a esta ciudad. Existen muchos autobuses que unen ambas ciudades por lo que, aunque puede ser un poco paliza, es totalmente realizable. Merece la pena para poder visitar el Wat Rong Khun o el templo blanco. Esta obra del pintor tailandés Chalermchai Kositpipat es realmente original y en ello reside su atractivo. Además puedes aprovechar la visita y acercarte a otra de las atracciones turísticas de Chiang Rai, el templo azul, que sin duda es muy fotografiable y a nosotras nos gustó tanto o más que el blanco.

templo-blanco

Wat Rong Khun o templo blanco

 

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que manter este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí