Jordania, oficialmente Reino Hachemita de Jordania, es un país de Oriente Medio que limita con Siria, Irak, Arabia Saudita, Israel y Palestina. Jordania es un destino bastante popular entre los viajeros ya que muchos viajamos hasta aquí con un fin único: conocer Petra. Pero el país, aunque pequeño, tiene muchas más cosas que ofrecer y por eso, en este post te contamos nuestra ruta de 10 días por Jordania.

 

CÓMO MOVERTE POR JORDANIA

El país es pequeño y manejable, por lo que desplazarse es sencillo. La media de los desplazamientos será aproximadamente de 200 kilómetros por trayecto. Estas son las siguientes posibilidades para moverse:

  • Coche: si en tus planes está conducir por Jordania, no lo dudes. Es la mejor forma de abarcar todo el país. Además, el estado de las carreteras es bueno, conducen bien y, excepto en Ammán, te resultará fácil conducir. Nosotras en este viaje decidimos prescindir del coche, ya que íbamos a estar bastantes días con el coche parado y no nos compensaba. Sin embargo, es la opción que deciden la mayoría de los turistas.
  • Autobuses JETT: es la compañía que une los puntos más turísticos de Jordania. Son autobuses cómodos y con horarios pensados para el turista, aunque los precios son algo caros. Te recomendamos reservar con antelación las rutas más turísticas, como por ejemplo Ammán-Petra.
  • Autobuses locales: son autobuses más pequeños y sus pasajeros son casi al 100% locales. Necesitarás que una persona te explique  dónde están situadas las paradas, ya que cada ruta de autobús sale de un sitio y esta información cuesta encontrarla en internet. Los autobuses no tienen horarios fijos, salen cuando el autobús se llena y el precio es aproximadamente de 1 dinar por trayecto. Como curiosidad: se paga al bajarte y no al inicio del trayecto. En el mapa que te adjuntamos más adelante te marcamos las estaciones de los buses locales que nosotras usamos.
  • Autostop: nuestro anfitrión de Ammán nos explicó que era una forma muy normal de moverse por el país y que no tendríamos ningún problema. Aunque no fue nuestro transporte principal, tuvimos que recurrir al autostop en algunas ocasiones cuando los horarios del transporte local no cuadraba con los nuestros y, en las dos ocasiones en las que lo realizamos, nos pararon en menos de un minuto, sin ningún tipo de problemas.

Bus-local-Jordania

Bus local

 

RUTA DETALLADA

Antes te contaros la ruta, os vamos a hablar del Jordan Pass. El Jordan Pass es un pase turístico que incluye el precio del visado y más de 40 atracciones turísticas. El único requisito es permanecer mínimo 3 noches en el país. Como el visado ya de por si cuesta 40 dinares jordanos, si en tus planes está visitar Petra (que no dudamos que es así y cuesta entre 50-60 dinares jordanos), te saldrá mas económico SIEMPRE comprar el Jordan Pass. Cuesta entre 70-80 dinares jordanos, dependiendo de cuántos días quieras visitar Petra, y tienes que comprarlo online y llevarlo imprimido en el momento de entrar al país.

A continuación, te detallamos los lugares que visitamos en Jordania e incluimos un mapa donde hemos marcado todos los sitios que hemos visto y algunos lugares que nos han faltado por ver, pero que os pueden servir a la hora de hacer vuestra propia ruta.

 

Ammán (1-2 días)

Ammán es la capital del país y el centro administrativo y económico del país. Con más de 4 millones de habitantes, te darás cuenta de su inmensidad cuando estés observando sus colinas pobladas desde alguno de sus miradores. Sobre Ammán habíamos leído de todo: algunos viajeros deciden prescindir de ella en su visita por Jordania y opinan que no merece la pena y otros piensan que es una parada obligatoria. Nosotras somos de ésta última opinión.

En un día podrás abarcar los lugares más emblemáticos de la ciudad: la Ciudadela, el teatro romano, la mezquita del Rey Abdalá I, la hipsterizada Rainbow Street y sus calles adyacentes, el street art y las vistas desde cualquiera de sus diecinueve colinas, son los básicos que no te puedes perder en tu visita a la capital jordana. Eso sí: prepárate para subir cuestas, ya que las calles en Ammán desafían las leyes de la gravedad y te hacen pensar a quién se le ocurrió la planificación urbanística de esta ciudad.

Aunque Ammán puedes visitarla en un día, te recomendamos que alargues tu estancia a dos días ya que puedes aprovechar el segundo día para hacer una excursión de medio día a la ciudad romana de Jerash.

 

Galería de fotos de Ammán

Jerash (1 día)

La ciudad romana de Jerash es la segunda principal atracción de Jordania, después de Petra. Está situada al noroeste del país, a tan solo 50 kilómetros de Ammán, por lo que puedes hacer una excursión de medio día desde la capital utilizando los autobuses locales que salen desde el norte Ammán.

Los monumentos más destacados son: el Arco de Adriano, el circo/hipódromo, dos inmensos templos dedicados a Zeus y Ártemis, el Foro de forma oval, rodeado por la larga avenida columnada, y los dos teatros. Las ruinas de la ciudad romana de Jerash representan una de las ciudades romanas más importantes y mejor conservadas de Oriente Próximo. Por su calidad y su grado de conservación, se ha apodado a Jerash como “la Pompeya asiática”.

Galería de fotos de Jerash

Petra (2-3 días)

Considerada una de las sietes maravillas del mundo moderno, Petra es la joya de Jordania y su tesoro mejor guardado. Además, si has viajado hasta Jordania, estamos 100% convencidas de que tu viaje incluye esta ciudad.

Situada en el angosto valle de la Aravá, Petra es literalmente una ciudad excavada y esculpida en la piedra. Aunque fue fundada en el siglo VIII a.C., fueron los nabateos quienes la hicieron prosperar en el siglo VI a.C., gracias a que su situación fue idónea en la ruta de las caravanas que llevaban incienso, especias y otros productos de lujo entre Egipto, Siria, Arabia y el sur del Mediterráneo.

Hacia el siglo VI d.C., el cambio de las rutas comerciales y los terremotos sufridos, condujeron al abandono de la ciudad por sus habitantes. Cayó en el olvido hasta que en 1812 el lugar fue redescubierto por el explorador suizo Jean Louis Burckhardt.

Con dos días completos en Petra podrás ver todos los principales rincones de esta ciudad: el serpenteante Siq, el Tesoro, el Monasterio, las Tumbas Reales, la Calle de las Fachadas, el Anfiteatro… Prepárate para andar, subir escaleras y cuestas. Acabarás derrotado después de tu visita, pero el esfuerzo habrá merecido la pena. Si quieres alargar un día más tu estancia en Petra puedes visitar “Little Petra”, incluso hace un trekking por la zona.

Galería de fotos de Petra

Wadi Rum (2 días)

El desierto de Wadi Rum, también conocido como el Valle de la Luna, es un valle desértico y rocoso situado a 1.600 metros sobre el nivel del mar en el sur de Jordania. El Wadi Rum se hizo famoso en occidente porque el oficial del ejército británico T. E. Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, lo usó como base de operaciones durante la Rebelión Árabe (1917-1918).

Lo mejor de esta visita es recorrer en todoterreno el Wadi Rum, ver atardecer, disfrutar de un maravilloso cielo estrellado, pasar una noche en el desierto y despertarse para ver amanecer. Nos encantan los desiertos, ya que cada uno tiene su particularidad, así que siempre que sea posible, seguiremos disfrutando de esos paisajes que tanto nos fascinan.

Galería de fotos del desierto de Wadi Rum

Aqaba (2 días)

Situada en el mar Rojo, a 10 kilómetros de la frontera con Israel y 25 kilómetros de Arabia Saudita, Aqaba es una ciudad costera, conocida por los amantes del snorkel y el buceo. La ciudad y las playas tienen poco encanto, así que sólo recomendamos incluirla en tu ruta por Jordania si tu objetivo es hacer buceo o snorkel.

En cuanto a buceo, disfrutamos muchísimo de las inmersiones. Son inmersiones muy sencillas si eres Open Water, ya que las corrientes son nulas, la visibilidad es muy buena y las inmersiones incluyen tanto corales como pecios. Sin duda, la más impresionante fue el inmenso pecio Cedar Pride y el jardín japonés. Nosotras nos quedamos tres días, pero creemos que con dos días puedes hacer inmersiones muy bonitas y además te puede servir de pausa de relax del viaje.

Galería de fotos de Aqaba

Mar Muerto y Wadi Mujib (1 día)

El Mar Muerto es el lago salado más bajo de la tierra, ya que está situado a 435 metros bajo el nivel del mar. Además tiene la particularidad de que el agua del Mar Muerto tiene más sal de lo que se considera normal en océanos y lagos salados, por lo que el agua pesa más y, por ende, es más densa. Por esta razón podemos flotar, sin hacer ningún tipo de esfuerzo.

Nosotras ya nos habíamos bañado en el Mar Muerto en la parte de Israel, por lo que esta vez no nos sorprendió tanto esa sensación de flotar. De hecho, lo que sí nos ha sorprendido fue lo cara que es esta parada de Jordania. Todos los puntos de acceso del Mar Muerto son de pago y nada baratos (mínimo 50 dinares). Pero, ya sea por Jordania o por Israel, creemos que bañarse en el Mar Muerto es una de esas cosas que hay que hacer en la vida, ya que es una experiencia de lo más curiosa y divertida. Eso si, ¡tened cuidado si tenéis heridas (por muy pequeñas que sean) y no metáis la cabeza debajo del agua!

En la misma carretera del Mar Muerto se encuentra la entrada a Wadi Mujib, un cañón que termina en la orilla oriental de este mar. En este cañón se puede hacer barranquismo y fue una de las cosas que más divertidas del viaje. Era la primera vez que lo hacíamos y hay un camino para principiantes, que es apto para todos los públicos. La pena es no tener fotos, ya que nuestra cámara subacuática se quedó sin batería.

Galería de fotos del Mar Muerto

Esperamos que si viajas por Jordania esta ruta te sea de utilidad y que disfrutes mucho de tu viaje por este fascinante país.

 

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que manter este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí