Considerada una de las siete maravillas del mundo moderno, Petra es la joya de Jordania y su tesoro mejor guardado. Además, si has viajado hasta Jordania, estamos 100% convencidas de que tu ruta por el país incluye esta antigua ciudad.

En este post te contamos nuestra experiencia en Petra, para que puedas sacar el máximo partido a tu visita.

 

UN POCO DE HISTORIA

Los primeros pobladores de Petra fueron nómadas y no dejaron huellas físicas. Así, las primeras huellas de instalaciones sedentarias edomitas en Petra datan del siglo VIII a. C. En el siglo VI a. C. se produce la llegada de los nabateos, un pueblo nómada árabe que tomó el control del Petra.

La ciudad de Petra sufrió un importante desarrollo gracias a la ruta del incienso, que comenzaba en Yemen a lo largo de la costa de Arabia y se dividía, precisamente en Petra, en dos ramas: una hacia el noroeste que llevaba a Gaza, y otra al noreste en dirección a Damasco. Así Petra se convirtió  en un oasis para las caravanas del sur de Arabia, que llegaban cargadas con productos de lujo, como por ejemplo, especias y seda de la India, marfil de África, perlas del Mar Rojo e incienso del sur de Arabia, entre otros productos muy codiciados.

Petra debió de ser una ciudad bastante grande durante el período nabateo, de unos 30.000 o 40.000 habitantes y durante el reinado del rey nabateo Obodas III experimentó un importante desarrollo cultural. De hecho, la mayoría de las tumbas y los templos son de esta época.

Tumbas-Petra

Calle de las Fachadas

Entre los años 64 y 63 a. C., los territorios nabateos fueron conquistados por el general Pompeyo y anexionados al Imperio Romano. Sin embargo, el reino nabateo tuvo relativa autonomía y sólo tenía la obligación de pagar impuestos a Roma y proteger las fronteras de las tribus del desierto. En el año 106 el reino nabateo fue anexionado por orden del emperador romano Trajano.

Durante esta época, la apertura de las rutas marítimas supusieron un golpe fatal para Petra y, aunque seguían parando caravanas, desde la ocupación romana se vuelven cada vez menos frecuentes.

En el 330, el emperador Constantino I el Grande creó el Imperio romano de oriente y Petra y su provincia pasaron a ser parte de dicho imperio. Durante esta época el cristianismo fue la religión del imperio y se construyeron numerosas iglesias. Esto afectó también a Petra: el Monasterio (el-Deir) fue utilizado como iglesia durante este período y la gran Tumba de las urnas de la época nabatea se convirtió en una especie de catedral en el año 446.

Petra-paisaje

Vista panorámica

En el año 363 hubo un terremoto importante que ocasionó algunos daños y, como la ciudad ya no era un lugar tan importante como lo fue durante la época nabatea, apenas fue reconstruida y se fue vaciando lentamente de sus habitantes.

Durante la conquista islámica de la región en los años 629-632 apenas hubo interés en Petra y para el año 700 era simplemente una aldea y fue completamente olvidada.

Petra fue descubierta para el mundo occidental en 1812 por Jean Louis Burckhardt, un viajero suizo disfrazado de árabe. Había escuchado decir que en las afueras de Wadi Musa había unas ruinas extraordinarias y fue así como redescubrió Petra. A partir de 1828 se inician las primeras misiones arqueológicas; hoy en día Petra es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes y es considerada una de las maravillas del mundo moderno.

Texturas-Paredes-Petra

Texturas de las paredes de Petra

 

WADI MUSA: DÓNDE ALOJARTE

La ciudad más cercana al recinto arqueológico de Petra es Wadi Musa y aquí será donde tendrás que hacer base para visitar Petra.

Nosotras nos alojamos en Orient Gate, que es un hotel bastante simple, básico y sin nada que destacar, pero fue lo mejor que vimos en cuanto a calidad/precio. Está situado en el centro de Wadi Musa, a más de 1 kilómetro de distancia de la entrada de Petra.

Escaleras-Petra-Jordania

Escaleras del camino Al-Khubtha Trail

Nuestro consejo es que busques un alojamiento que esté lo más cerca de la entrada de Petra. ¿Por qué?  En Petra se camina muchísimo, una media de unos 20 kilómetros al día. Cuando termina el día de visita lo que menos te apetece es seguir andando más de 1 kilómetro cuesta arriba hasta llegar a tu alojamiento. Además, si decides tomar un taxi para recorrer esa distancia entre la entrada y tu alojamiento, te pedirán, como mínimo 5 dinares por trayecto. ¡Una auténtica barbaridad!

Los alojamientos en esta zona suelen ser más caros, pero si encuentras si encuentras alguna oferta, es recomendable estar lo más cerca posible de la entrada. Además, si vienes en autobús de JETT la parada es en la entrada a Petra y no cerca del centro de la ciudad.

 

CONSEJOS PARA VISITAR PETRA

  • Organiza tu visita: es conveniente que organices tu visita y pienses si necesitas uno, dos o tres días para visitar Petra. Nosotras creemos que con dos días es suficiente si te organizas bien. ¿Por qué no tres días? Como ya te hemos dicho, en Petra se camina muchísimo y desde la entrada del recinto hasta los lugares que hay que visitar dentro de Petra hay que andar mucho. Por eso creemos que una vez que estás dentro, puedes planificar tu visita fácilmente en dos días y sacar el máximo partido y evitar entrar una y otra vez. 
  • “Petra by night”: no se incluye en la entrada principal y se debe pagar a parte. Nosotras, después de varias recomendaciones de viajeros, decidimos no incluirlo, ya que nos dijeron que cada vez está más lleno y algo que se suponía que era “mágico” ha pasado a ser una turistada.
  • Petra es caro: Todos los precios de Jordania se multiplican, como mínimo, por dos en Petra. Los alojamientos en Wadi Musa, la comida y la bebida dentro de Petra están exageradamente caros.
  • Sé un turista responsable: No te montes ni en burros, ni en caballos para desplazarte, ni te subas en un camello para sacarte una foto delante de los monumentos. En Petra hay una gran problemática con el mal uso de los animales para el turismo y, como turistas, tenemos la responsabilidad de no fomentar estas actividades. Además, esta práctica no está recomendada por las autoridades del parque y la Unesco debido a que el polvo levantado por las pisadas de los animales se incrusta en las grietas y rincones de las ruinas, lo que produce daños.

Burro-Petra

El estado de los burros en Petra

 

PETRA EN DOS DÍAS

El recinto de Petra abre diariamente de 06:00 a 18:00 en verano y de 06:00 a 16:00 en invierno. Ten en cuenta que no es que cierre y no vayas a poder salir, sino que puedes ir saliendo, aun habiendo pasado la hora de cierre. Eso si, si te ve la seguridad del recinto te hará ir encaminándote hacia la salida.

La entrada a Petra cuesta 50 dinares un día, 55 dinares dos días y 60 dinares tres días. El Jordan Pass incluye la entrada a Petra; es más, el precio que pagues dependerá de cuántos días quieras visitar Petra. Si quieres saber qué es el Jordan Pass y cómo funciona, te lo explicamos en este post.

En este mapa de Jordania, en el desplegable de Petra, encontrarás marcados todos los lugares que te recomendamos en este post.

DÍA 1: el Siq, el Tesoro, la Calle de las Fachadas, el Teatro Romano, el Gran Templo y las Tumbas Reales

Para entrar a Petra tienes que ir al centro de visitantes y comenzar tu camino por el Siq. El Siq es la estrecha garganta que te guía desde la entrada hasta el Tesoro. El Siq es el resultado de una separación de montañas y tiene una longitud de 1,2 kilómetros. Es un camino serpenteante que se va estrechando cada vez más. En cada recoveco del camino tenemos que reconocer que nos daba un vuelco al corazón pensando que, tras uno de ellos, encontraríamos el ansiado Tesoro. El camino se hace largo y de rogar, pero la recompensa del final lo merece.

Petra-Jordania

La recompensa al final del Siq

Cuando finaliza el Siq, te encuentras con el Tesoro (Al Khazna). Esta fachada, incrustada literalmente en la piedra, es una de las estampas más famosas de Petra. Se cree que fue construido en el siglo I a. C. por el rey nabateo Artetas II. Tiene 40 metros de alto y está decorada con capiteles corintios, frisos, figuras y coronado con una urna funeraria. Aún hoy no se sabe muy bien la función de este edificio, pero lo que sí sabemos es que el título de maravilla del mundo moderno se lo lleva con creces.

A mano derecha del Tesoro, puedes seguir caminando por el Siq exterior hasta encontrarte con la Calle de las Fachadas. Es el nombre que se le ha dado a esta hilera de monumentales tumbas nabateas, escarbadas en la pared sur de la ladera de la montaña sur. A lo largo de la calle podemos encontrar fachadas más elaboradas, pertenecientes a funcionarios y clases pudientes, y otras más humildes pertenecientes a las clases bajas. En la Tumba 67 destaca su cueva interior, que probablemente se usó para guardar herramientas de los trabajadores que la construyeron. La Tumba 825 es un monumento funerario nabateo donde hay 17 fosas.

Más adelante, el Siq exterior se abre, dando paso a una inmensa explanada. A mano izquierda te encontrarás el Teatro Romano (también llamado Teatro Nabateo), que fue descubierto muy recientemente, en 1961. Originalmente fue construido por los nabateos en el siglo I y entonces contaba con una capacidad de 3.000 espectadores. En el 106 d. C. los romanos ampliaron su capacidad a 8.5000 espectadores. Como casi todo en Petra, la mayor parte del teatro está tallado directamente en la roca y esto se puede observar de manera muy clara en las gradas.

Teatro-Romano-Petra

Teatro romano

Si continuas por el camino principal hacia delante, te encuentras con la Calle de las Columnas, que fue la calle comercial principal de la antigua Petra. Aunque fue una creación del periodo nabateo, más tarde fue también reutilizada en el periodo romano. A mano izquierda, y situado al sur de la Calle de las Columnas, se encuentra el Gran Templo. No está claro si el complejo era un edificio religioso o administrativo y, si de tratarse de un edificio religioso, a qué deidad estaba dedicado.

Gran-Templo-Petra-Jordania

El Gran Templo, visto desde la Iglesia

En el lado opuesto del Gran Templo, se encuentra la Iglesia, que fue construida hacia el siglo V d. C. y destruida un siglo más tarde por un terremoto o un incendio. Los mosaicos que se conservan nos sirven para hacernos una idea de lo grande que debía ser la Iglesia.

Si retrocedes en dirección al Teatro Romano, te encuentras, en el lado izquierdo, el camino verde (Al-Khubtha Trail) que te lleva a ver las Tumbas Reales, una hilera de inmensos mausoleos esculpidos en la ladera de la montaña. Las cuatro tumbas son la Tumba de la Urna, la Tumba de la Seda, la Tumba Corintia y el Monumento del Palacio con una fachada majestuosa de cinco alturas.

Tumbras-Reales-Petra

Tumbas Reales

Después de visitar las Tumbas Reales, te recomendamos que hagas este sendero (Al-Khubtha Trail) hasta el final. Es un camino un poco duro y largo, de 3,5 kilómetros, pero las vistas de los paisajes que tienes de Petra hacen que el camino sea más llevadero. Se puede hacer sin problemas aunque no se esté muy en forma. Como vas subiendo, te das cuenta de la cantidad de recovecos y la magnitud que tenía la antigua ciudad de Petra.

El camino finaliza en un café con vistas privilegiadas, llamado Treasury from above. Eso sí, para disfrutar de ellas hay un cartel que dice que es obligatorio consumir y las bebidas cuestan 2 dinares. Barato no es, pero si llegas hasta aquí, creemos que merece la pena quedarte un rato disfrutando de estas magnificas vistas. El dueño habla inglés y, si te quedas un rato charlando con él, te contará cosas interesantes de la vida y la cultura beréber.

Petra-tesoro-vista-aérea

Vistas desde el mirador Treasury from above

DÍA 2: el Monasterio, Qasr al-Bint y el Sacrificio

En tu segundo día en Petra puedes darte un buen madrugón y entrar a Petra a primera hora del día. Así puedes visitar el recinto con menos calor y disfrutar de el lugar sin estar rodeada de tantos turistas.

Nuestra recomendación es que te dirijas a primera hora al Monasterio (el-Deir), uno de los monumentos más icónicos de Petra, tras el Tesoro, y el mejor ejemplo de arquitectura nabatea. También es el monumento al que más te costará llegar: está localizado en colina noroeste de la ciudad y para acceder a él tendrás que volver a recorrer el camino principal hasta el final, para luego subir más de 800 escalones (unos 40 minutos de subida) empinados.

Petra-Jordania

Monasterio (el-Deir)

El monasterio fue construido del siglo II d. C., durante el reinado del dios Rabel II. En una de las paredes del monumento se encontró la inscripción “el simposio de Obodas, el dios”, por lo que se cree que el edificio fue construido por los nabateos en el siglo I en honor al dios Obodas I, deificado a título póstumo. Además, la tumba tiene varias cruces talladas en la pared, lo que indica que la estructura fue utilizada como iglesia en el periodo bizantino.

Si has llegado hasta aquí, no dejes de acercarte a los miradores que hay en las inmediaciones del Monasterio, ya que las vistas de las gargantas y del valle de Ara son realmente espectaculares.

Tras volver a bajar el camino, llegarás a Qasr al-Bint, el templo más relevante de la ciudad de Petra, dedicado a Dushara, deidad nabatea cuyo nombre significa “Señor de la montaña” y considerado el dios de la casa real nabatea. Es una de las pocas construcciones construidas como tal, ya que la mayoría de edificios en Petra están tallados en la piedra.

Desde aquí te proponemos acercarte a la entrada por un camino alternativo: el sendero hasta el Sacrificio. Es un camino que no hace todo el mundo, por lo que no te cruzarás con muchos grupos de turistas y es muy recomendable. Igualmente es un trayecto con algunos tramos más duros, pero realizable. El Sacrificio es una planicie de piedra, que se usaba para realizar importantes ceremonias. Lo más impresionante de este lugar, y por lo que merece llegar hasta aquí, son las vistas panorámicas que se tienen de la ciudad de Petra.

Sacrificio-Petra-Jordania

Vistas desde el Sacrificio

Esperemos que nuestras recomendaciones te sean de ayuda si estás pensando viajar a Petra y que disfrutes de esta parada en tu ruta por Jordania.

 

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que manter este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí