Camboya, situado entre Tailandia, Laos y Vietnam, es el gran desconocido del Sudeste Asiático (junto con Laos). No son muchos los viajeros que visitan durante un tiempo Camboya. Camboya está resurgiendo de su historia más reciente marcada por la brutal represión y aniquilación de los camboyanos por parte de los Jemeres Rojos. Por eso, el turismo es algo relativamente nuevo en el país. Son pocos los viajeros que visitan Camboya más allá de los maravillosos templos de Angkor. 

Y es que en Camboya hay playas tan espectaculares como en su vecina Tailandia y que no están tan explotadas. También se puede disfrutar de una gastronomía increíble, visitar ciudades interesantes y paisajes preciosos. Por eso en este post nos gustaría proponerte una ruta de 15 días por el país de las sonrisas porque Camboya es mucho más que los templos de Angkor.

 

CÓMO MOVERSE POR CAMBOYA 

Si estás pensando viajar por libre por Camboya la forma más sencilla es hacerlo en autobús y por eso nos gustaría contarte algunos aspectos que pueden ser útiles. Al organizar un viaje por Camboya, te darás cuenta que las posibilidades de hacer un itinerario son un poco limitadas y esto se debe a que las carreteras principales son pocas y te ves “obligado” a seguir una misma ruta. Además, a esto se añade que algunos tramos de carretera no están en muy buen estado. Por eso, a la hora de planificar tu viaje estás un poco limitado. 

Tramo de carretera en Kampot

En Camboya existen diferentes compañías de autobuses que ofrecen diferentes conexiones entre las principales ciudades. Lo más cómodo es informarte sobre los horarios en los alojamientos, que gestionan la compra y suelen contar con un servicio de recogida (pick up). También se pueden sacar billetes de autobús por Internet pero tened en cuenta que a veces no aparecen todas las opciones que existen. En muchas ciudades no existe una estación de autobuses como tal, sino que hay pequeñas estaciones de autobús de cada compañía, por lo que si sacas un billete por Internet asegúrate de ir a la estación de bus que te corresponda. 

Viajar en autobús en Camboya es, cuanto menos, una sorpresa. Debido al estado de la carretera, en muchas ocasiones en lugar de en autobús, viajarás en minivans, con capacidad para 12-15 personas, aunque esto también es relativo y es que donde caben 12 pueden llegar a caber hasta 23. Pero creemos que es lo divertido de viajar, así que cuando viajes por Camboya has de tener un poco de paciencia, pero se puede llegar a todas partes en autobús.

 

RUTA DETALLADA

A continuación vamos a detallar los lugares que visitamos en Camboya y os incluimos un mapa donde hemos marcado todos los sitios que hemos visto y algunos lugares que nos han faltado por ver, pero que os pueden servir a la hora de hacer vuestra propia ruta.

 

SIEM REAP

Quizás el nombre de esta ciudad no te suene de nada, pero es aquí donde tienes que venir para visitar los templos de Angkor. Como puedes imaginar, Siem Reap es una parada obligatoria en tu ruta por Camboya.

Los templos de Angkor atraen a millones de visitantes y en muchos casos es la única visita que hacen en Camboya. Los templos de Angkor son el orgullo nacional: están en su bandera, en su moneda y hasta en su cerveza. Y no es para menos porque son el vestigio de uno de los reinos más importantes de la zona, el antiguo Reino Jemer (siglos IX-XIV), cuya capital Angkor fue una de las ciudades más grandes y modernas de la época.

Los templos de Angkor son, sin duda, es uno de  los lugares más impresionantes que hemos visitado y al que debes dedicarle, como mínimo, tres días aunque es para perderse en ellos durante más tiempo. Los amaneceres son mágicos (a pesar de la cantidad de gente), la naturaleza que engulle algunos de sus templos es simplemente algo único y es espectacular la belleza del paisaje y los relieves de algunos de sus templos. Ni el calor, ni el sudor, ni el cansancio podrán borrar tu sonrisa al visitar los templos de Angkor.

Los templos de Angkor

 

BATTAMBANG

A unos 160 kilómetros de Siem Reap se encuentra Battambang, una pequeña ciudad que bien merece una parada de uno o dos días. Aquí podrás visitar las ruinas de Wat Ek Phnom, algo más antiguas que las de los templos de Angkor, o el famoso tren de bambú, que aunque ahora solo funciona para turistas fue la forma en la que los camboyanos de esta zona transportaban sus mercancías. También se pueden visitar las Killing Caves y ser testigo del horror vivido durante la época de los Jemeres Rojos en esta zona del país. El atardecer en Battambang es algo diferente ya que el espectáculo no solo consiste en ver desaparecer el sol, sino que el momento coincide con la salida de millones de murciélagos de la cueva cercana. Desde luego es impresionante ver durante más de una hora tantos murciélagos.

Battambang

 

KOH RONG SAMLOEM

Al sur de Camboya se encuentran dos islas, que son el destino perfecto si buscas playa en este país: Koh Rong, más “fiestera”, y Koh Rong Samloem, más tranquila. Koh Rong Samloem es el destino perfecto para disfrutar de unos días de descanso en unas playas espectaculares y poco explotadas. Además, existen algunas escuelas de buceo para aquellos que quieran descubrir sus fondos marinos y también puedes contratar alguna excursión para acercarte a algunos puntos de snorkeling

Playas de Koh Rong Samloem

 

KAMPOT

Kampot es una ciudad situada a unos 50 kilómetros de la frontera con Vietnam y a unos 150 kilómetros de Phnom Penh. La ciudad es tranquila, se pasea sin prisa y se respira calma. Hay muchos locales hipsters para los turistas y muchos edificios coloniales. Pero en Kampot hay que disfrutar de sus alrededores: Kep y el famoso mercado de cangrejos, el Parque Nacional de Bohor, las plantaciones de pimienta, las salinas, etc. Además los paisajes en esta zona del país son, simplemente, espectaculares y es una zona ideal para recorrer en moto.

Kampot y alrededores

 

PHNOM PENH  

En algún momento pisaras la capital del país, Phnom Penh. Es una gran ciudad, algo caótica y a la que los viajeros no le dedican mucho tiempo. Sin embargo, Phnom Penh merece al menos, un par de días. A nosotras nos sorprendió gratamente, quizás porque las expectativas eran bien bajas. Como ya hemos dicho, es una ciudad grande, caótica pero aún así nosotras hicimos bastantes tramos andando para poder respirar la ciudad y ver cómo palpita.

Sin duda alguna, la visita al Museo Toul Selg del Genocidio es obligatoria para entender la brutalidad del régimen de los Jemeres Rojos. Si tienes poco tiempo en la capital, ésta es la visita que no debes perderte. Pero en Phnom Penh hay más cosas que ver: los Killing Fields, el Palacio Real o un increíble Central Markt, donde te recomendamos ir antes del mediodía para disfrutar del ajetreo de sus puestos y por su puesto aprovechar para comer.

Phnom Penh

 

Camboya es un país que no recibe muchos turistas, sobre todo si se compara con las vecinas Tailandia y Vietnam. Desde aquí, te animamos a que viajes a este desconocido país asiático porque además de alucinar con los maravillosos templos de Angkor, descubrirás un país amable y sencillo que simplemente te cautivará.

 

 

¿Quieres ahorrarte dinero viajando?

Si usas estos enlaces, los dos salimos ganando: tanto vosotrxs como nosotras recibiremos un descuento.

  • Consigue 15€ para tu reserva con Booking aquí
  • Si quieres hacerte anfitrión de AirBnB, recibe 22€ de descuento aquí
  • Si te han cancelado o retrasado un vuelo, recibe 10€ al empezar la reclamación con Reclamador aquí