¿Vas a viajar a Benín y quieres saber qué cosas y qué lugares son imprescindibles en este pequeño país del África occidental? Entonces no te puedes perder este post donde te contamos los imprescindibles de Benín. ¡Empezamos!

 

Visitar Ganvie, la ciudad flotante

Ganvie es el lugar más turístico de Benín y está considerada como la población 100% lacustre más grande de África, ya que todas sus casas están sobre las aguas todos los días del año. Y, aunque esta expresión está demasiado usada, se la conoce como “la Venecia africana”.

Ganvie está situado en el lago Nokué y sus habitantes son de la etnia tofí. Se asentaron en esta zona en el siglo XVIII escapando de las razzias continuas que buscaban esclavos para enviar a América. Los islotes del lago Nokué fueron el lugar perfecto para escapar de los esclavistas y por eso Ganvie significa “el pueblo que al fin ha encontrado la paz”. Es un lugar precioso y es fascinante ver como la vida transcurre totalmente sobre el agua y, sin duda, es uno de los imprescindibles en tu viaje por Benín.

ganvie-ciudad-flotante

Ganvie, la ciudad flotante de Benín

 

Asistir a una ceremonias de zangbetos

Asistir a una ceremonia de zangbetos es otro imprescindible en Benín. Los zangbetos representan los cazadores o guardianes de la noche tradicionales en la religión vudú y el término zangbeto significa literalmente “cazador de la noche” (“zan” signifca de la noche y “gbeto” significa “cazador”). En rasgos generales, son una especie de policía del vudú que se encarga de velar por el rey de la ciudad, la comunidad y cazan a los espíritus malignos durante la noche.

Los zangbetos son máscaras con forma cónica que están confeccionadas con largas tiras de rafia y que están coronados con una especie de sombreros. Se suele creer que el zangbeto baila a través de los espíritus y en momentos determinados de la ceremonia se suele levantar estas estructuras para demostrar que no hay nadie debajo. En este post puedes leer nuestra experiencia en una ceremonia de zangbetos.

zangbeto-iniciado

Baile de zangbetos

 

Visitar el mercado de fetiches en Bohicon

En Bohicon, una localidad a unos 130 kilómetros de Cotonú, se encuentra el mercado de fetiches más importante de Benín y a este mercado acuden los sacerdotes a buscar todos los objetos que necesitan para llevar a cabo diferentes rituales. Es uno de esos sitios que nos dejaron impresionadas durante nuestro viaje por Benín aunque consideramos que no es una visita es apta para todo el mundo ya que, en general, vas a ver muchos animales muertos y el olor es bastante desagradable. Por eso, si eres aprensiva con este tipo de escenas u olores no lo recomendamos.

En el mercado se pueden ver todo tipo de animales muertos: serpientes, estrellas de mar, monos, armadillos, murciélagos, pezuñas de caballo, antílopes y, sobre todo, aves de todas los tamaños y colores. En este post te contamos más sobre los fetiches y la religión vudú en Benín.

puesto-mercado-fetiches

Puesto del mercado de fetiches

 

Visitar el mercado más grande África occidental en Cotonú

El mercado más grande de África occidental está en Cotonú y es un imprescindible en tu ruta por Benín, sobre todo si te gustan tanto los mercados como a nosotras. Los mercados en Benín son el lugar perfecto para observar el quehacer diario de los habitantes de un lugar y este mercado es el lugar perfecto para ellos. Carnicerías, fruterías, puestos de ropas, cacharros… Aquí se vende todo lo que te puedas imaginar. Es fácil perderse por este gran mercado y hay muchísima gente, algunos te miran con curiosidad y otros con recelo, sobre todo si vas con la cámara de la mano. Por eso te recomendamos que dejes la cámara de fotos a un lado si ves que incomoda a la gente para disfrutar de este lugar.

 

Visitar el templo de las pitones en Ouidah

El conocido templo de las pitones de Ouidah es, seguramente, uno de los lugares más visitados en Benín. Está dedicado a Dangbe, la divinidad relacionada con el mar y a la que se la representa como una serpiente, símbolo de todo lo que da vida. Dangbé es una divinidad muy respetada y por eso las pitones son animales semi sagrados para los benineses.

En el templo hay unas 20 pitones reales: hay pitones hembras (dangbé drè) y pitones macho (dangbé kpohoun), que son las más grandes. El sacerdote nos contó que no las alimentan sino que las pitones salen por la noche a comer ratas y ratones y luego vuelven. Además de ver este templo, Ouidah es una ciudad muy interesante y en este post te contamos qué más puedes hacer aquí.

piton-templo

Pitón en el templo de pintones

 

Asistir a algún sacrificio

El sacrificio de animales es una parte importante en la vida de los benineses y muy probablemente durante tu viaje a Benín tengas la oportunidad de presenciar algún sacrificio, como nos sucedió a nosotras en nuestra visita al fetiche Dankoli.

Los sacrificios son algo totalmente cotidiano y esa cotidianidad en algo tan extraordinario a nuestros ojos occidentales es lo que más nos sorprendió. Según la importancia de la ceremonia, la petición o las circunstancias, se sacrifican unas especies de animales domésticos u otras. Los gallos y gallinas son los más comunes, pero si la petición es especialmente importante, como la curación de una enfermedad, la ofrenda debe ser mayor y se sacrifica una cabra o un buey, el ejemplar más preciado. En este post te contamos más sobre los sacrificios y la religión vudú en Benín.

fetiche-dankoli

Fetiche Dankoli

 

Visitar el templo de las calaveras del dios Shango

El templo de las calaveras humanas del vodun Shango o Hevioso está situado en el pueblo de Bopa, al lado del lago Ahemé, a unos 80 kilómetros de Cotonú. Shango es el dios de los cielos y se manifiesta a través del rayo o el trueno. Es un dios justiciero muy temido que castiga a los ladrones, mentirosos, criminales y brujos y los castiga enviando un rayo para matarlo. De hecho, en el templo del dios Shango se conservan calaveras humanas que pertenecen a criminales que han sido castigados por el rayo de Shango.

Visitar el templo, conocer a los sacerdotes de este templo y asistir a un sacrificio allí fue uno de los momentos más especiales de nuestro viaje por Benín. En este post te contamos más sobre el templo de las calaveras del dios Shango y la religión vudú en Benín.

calaveras-humanas-shango

Calaveras humanas en el templo de Shango

 

Visitar los palacios de Abomey

Abomey es una ciudad del sur de Benín, situada a unos 110 kilómetros de Cotonú, y es un imprescindible en tu ruta por Benín ya que fue la antigua capital del Reino de Dahomey y aquí se encuentran los famosos palacios reales, testimonio excepcional de este reino hoy desaparecido.

Hoy en día se pueden visitar  los palacios del rey Ghézo y del rey Glélé, que albergan el Museo Histórico de Abomey, inaugurado en 1944. Este Museo Histórico de Abomey nos acerca a la historia de la desaparecida dinastía que dominó el sur de Benín entre los siglos XVII y XVIII y nos acerca a la herencia histórica y cultural del pueblo fon. En este post te contamos lo que necesitas saber para visitar los palacios reales de Abomey.

palacio-real-Abomey

Palacio real de Abomey

 

Asistir a un baile de máscaras Geledé

La ceremonia de máscaras Geledé o Gueledé es una ceremonia practicada por las comunidades yoruba en Benín y se celebran, por un lado, para rendir homenaje a la madre primordial, Iyà Nlà, y por otro lado, para rendir homenaje a los poderes místicos de las mujeres, que canalizan las energías positivas y dejan atrás las energías negativas.

Asistir a una ceremonia de máscaras Geledé es uno de los imprescindibles de Benín, que se pueden ver en la época de renovación vegetativa, es decir, entre los meses de marzo y mayo, que es cuando llegan las lluvias. En este post te contamos nuestra experiencia asistiendo a un baile de ceremonias Geledé.

mascara-gelede

Máscara Geledé

 

Relajarse en las playas de Grand Popó

¿Playas paradisiacas con palmeras en Benín? Pues sí, en el sur de Benín puedes disfrutar de las extensas playas de Gran Popó, sin duda un lugar perfecto para terminar tu viaje por Benín. Existen varios hoteles a pie de playa, que suelen disponer de piscinas y que son el lugar ideal para disfrutar de un día relajada. Eso sí, es importante que sepas que no es aconsejable bañarse ya que el agua suele estar muy revuelta y puede arrastrarte con facilidad.

playas-grand-popo

Playas de Gran Popó

 

Dormir en una tata somba

Los batammariba, los tammari o los otomari son un grupo étnico que habita entre Benín y Togo. Son excelentes constructores, de hecho batammariba significa “los que saben construir” y son famosas sus viviendas fortificadas. Estas viviendas se llaman tata o tata somba en la zona de Benín y durante tu viaje a Benín puedes tener la oportunidad de dormir en una tata somba.

En el poblado de Boukombé hay varias familias que alojan a los visitantes en sus casas. Solo necesitas un saco de dormir de verano o saco-sábana y ganas de vivir esta experiencia. Duermes en la terraza de la tata somba o en alguna de las habitaciones que hay en la terraza, aunque en el interior de las habitaciones suele estar más ahumado y puede que haya algún animal doméstico. En este post te contamos más sobre los Somba.

alojamiento-tata-somba

Alojamiento en una tata somba

 

Recorrer la ruta de los esclavos en Ouidah

Ouidah es una de las ciudades más interesantes de Benín, por su desgarradora historia vinculada a la esclavitud. Aquí es posible recorrer los últimos 4 kilómetros que miles de hombres y mujeres hicieron encadenados, dejando atrás su familia, su tierra y su libertad para ser enviados a América como esclavos y esclavas. Es un recorrido escalofriante pero a la vez necesario, ya que la historia de esta zona de África no se puede separar de la esclavitud. En este post te contamos qué más puedes ver en Ouidah.

puerta-no-retorno

Puerta de No Retorno

 

Visitar a los curanderos Tankea

Los Taneka son un grupo étnico formado por varias poblaciones que se refugiaron juntas en estas tierras montañosas. Lo más interesante de este grupo étnico es la posibilidad de conocer a alguno de los sacerdotes animistas o curanderos,  que son una especie de líder espiritual y curandero tradicional. Se reconocen fácilmente por su atuendo: van ataviados con un taparrabos, que suelen estar elaborados a partir de una piel de mono, un gorro de rafia y lleva un colgante con un colmillo de un animal salvaje. Además fuman una pipa larga, ya que fumar es una forma de comunicarse con los antepasados y poder así tener indicaciones, sugerencias o pedir sus intercesiones. Durante la visita pudimos conocer a uno de estos sacerdotes animistas y nos sentimos muy privilegiadas. En este post te contamos más cosas sobre esta etnia.

sacerdorte-taneka

Sacerdote taneka

 

Esperamos que os haya resultado útil este post para saber los imprescindibles de un país tan fascinante como Benín que os invitamos a conocer.

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que mantener este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí