Benín es un pequeño país situado en África occidental que no es un destino frecuentado por muchos viajeros y viajeras. Por eso, en este post queremos contarte algunos consejos y recomendaciones que pueden ser útiles si quieres viajar a Benín. ¡Comenzamos!

 

Visado

Para entrar en Benín es obligatorio tener el pasaporte con una una vigencia superior a 6 meses de la entrada prevista al país y tener un visado. El visado para entrar en Benín se tramita fácilmente a través de la web oficial.

Existen dos tipos de visados:

  • Visado de entrada única: cuesta 60 dólares y tiene validez durante 30 días.
  • Visado de múltiple entrada: cuesta 85 dólares euros y tiene validez durante 30 días o 115 dólares y tienen validez de 90 días. Es conveniente que saques este visado si vas a visitar otros países del entorno, como por ejemplo Togo.

Una vez se ha cumplimentado y pagado el visado, lo recibes por email en un plazo aproximado de 48 horas. Aunque el trámite es rápido es aconsejable hacerlo con un mínimo de 10 días antes de la entrada al país.

El visado tiene un código de barras y debes imprimir este documento ya que te lo van a pedir a la entrada y a la salida del país. Ese es el visado oficial y no el sello que te ponen en el pasaporte.

visa-benin

Visado de Benín

 

Vacunas

Si vas a viajar a Benín es obligatoria la vacuna de la fiebre amarilla. Es muy importante que tengas en cuenta que debes viajar con el certificado de vacunación internacional (carnet amarillo) donde venga reflejada esta vacuna.

La vacuna de la fiebre amarilla tiene validez para toda la vida, por lo que si ya te has puesto esta vacuna para otro viaje es totalmente válida. Si no te has vacunado nunca, lo mejor es que te informes en el Centro de Vacunación Internacional más cercano.

Además de la vacuna obligatoria de la fiebre amarilla, existen otras vacunas recomendadas si viajas a Benín, como pueden ser la vacuna de las fiebres tifoideas, tétanos, hepatitis A y B, meningitis o rabia.

Además, tampoco debes olvidar la profilaxis de la malaria, el tratamiento preventivo contra la malaria. Son unas pastillas que se deben de tomar uno o dos días antes de viajar a Benín, durante toda la estancia y una semana después del viaje.

Lo más recomendable es que acudas al Centro de Vacunación Internacional donde te podrán asesorar como es debido.

 

Prevención contra los mosquitos

El tratamiento de la malaria no quita la prevención básica contra los mosquitos. En Benín existe el mosquito Anopheles que transmite entre otras, la malaria, y que suele estar activo al amanecer y al atardecer. Pero además, también existe el mosquito Culex/Aedes que transmite, entre otros, el dengue o la fiebre amarilla y que está activo durante las horas centrales del día.

Por eso en Benín, así como en otros países africanos, es muy importante estar preparado para prevenir las picaduras de mosquitos. Para ello es fundamental que lleves un repelente de mosquitos, pero ha de ser extra fuerte (DEET 50%) y debes usarlo cada 3-6 horas, especialmente al amanecer y al atardecer.

repelente-mosquitos

Repelente de mosquitos

El uso de mosquiteras es fundamental a la hora de irse a dormir. La mayoría de los alojamientos cuenta con mosquiteras, aunque puedes encontrarte con alojamientos que no tengan.

Se recomienda también usar pantalones largos y camisetas de manga larga, sobre todo en zonas húmedas al atardecer. Eso sí, debes saber que en Benín hace mucho calor y quizás prefieras ir más fresquita vestida. Si quieres, también puedes usar un repelente de mosquitos para la ropa.

 

Clima

En Benín hace calor siempre y las temperaturas suelen oscilar los 30 grados durante todo el año. Eso sí, es importante que tengas en cuenta cuando es la época seca y la época de lluvias. La estación seca se da entre noviembre y abril y es la mejor época para viajar a Benín. Benín está relativamente bien asfaltado excepto en los pequeños caminos secundarios que te llevarán a conocer las partes más interesantes del país.

Por eso, es recomendable no viajar en época de lluvias ya que los caminos son menos transitables y quizás tengas que dejar de visitar algunos poblados. Pero además, es interesante viajar en época seca porque se puede coincidir con más celebraciones en los distintos pueblos, como por ejemplo el baile de máscaras geledé.

mascara-gelede

Máscara Geledé

 

Moneda y sacar dinero

La moneda de Benín es el Franco CFA, siglas que se corresponden con Communauté financière d’Afrique (Comunidad financiera de África), por lo que el nombre oficial de la moneda es “el franco de la comunidad financiera africana”. Esta moneda también se emplea en Togo, Senegal, Malí, Burkina Faso, Níger, Costa de Marfil o Guinea Bissau y tiene un valor estable 655,957 CFA = 1€.

En Benín puedes cambiar moneda en el aeropuerto, en bancos o en casas de cambio. Existen cajeros en las ciudades grandes, pero nosotras te recomendamos que lleves dinero en efectivo para cambiar en el país. Además, es poco usual pagar con tarjeta.

Los billetes más comunes que vas a recibir en las casas de cambios son los de 10.000 CFA. Te recomendamos que cambies en cuanto puedas esos billetes grandes, ya que si quieres hacer pequeñas compras (fruta, souvenirs…) vas a tener problemas para que te devuelvan los cambios. Muchas veces te van a decir que no tienen cambio, aunque lo tienen pero así rascan un poco más de dinero. Por eso, mejor ir con billetes y monedas de diferentes valores.

dinero-benin

Dinero de Benín

Benín no es un país caro. Los precios de alojamientos y el transporte estarán incluidos en el precio del viaje con la agencia que viajes a Benín. Los precios de las comidas oscilas entre los 2.000 – 5.000 CFA, una cerveza cuesta entre 500 – 700 CFA y una botella de agua entre 500 – 1.000 CFA. Si quieres comprar algún recuerdo del viaje, no olvides que en Benín se regatea.

 

Contrata guías locales

Viajar con guías locales es imprescindible en Benín y, como es natural, llevar un buen guía es fundamental para que puedas disfrutar de las visitas a las diferentes etnias y para que puedas asistir a diferentes ceremonias o bailes de máscaras que puedan tener lugar durante los días que estás de viaje. Nosotros viajamos de la mano de los gemelos Assou y Damian e hicieron que nuestro viaje fuera especial. Assou y Damian trabajan con algunas agencias de viajes españolas, como Huellas Nómadas o Kumakonda. Existen también otras agencias que ofertan viajes a Benín.

Nosotras solo podemos hablar de nuestra experiencia con Huellas Nómadas y quedamos muy satisfechas con la organización del viaje a Benín, la ruta y, sobre todo, los guías locales con los que trabajan, sin los que el viaje no hubiera sido lo mismo.

nuestros-guias

Nuestros guías: Assou y Damian

 

Pide permiso para hacer fotografías

Probablemente si viajas a un país como Benín, tan rico desde el punto de vista étnico y te gusta la fotografía, vas a querer volver con algunos buenos retratos. Es un destino fascinante para la fotografía humana. Eso sí, debes saber que no a todo el mundo le gusta que le fotografíen y por eso es muy importante que pidas permiso a la hora de sacar una fotografía.

Puede que pienses que así se pierde la espontaneidad de una foto, pero no debes olvidar que no a todo el mundo le gusta que le fotografíen sin su consentimiento. Durante nuestro viaje por Benín, nos dimos cuenta de que hay muchas personas que se enfadan si te ven con la cámara de la mano, aún cuando no estás ni siquiera usándola. Por eso es muy importante respetar y pedir permiso si quieres hacer un retrato a una persona e incluso si lo encuentras necesario, guardar la cámara en la mochila para no ofender ni incomodar a nadie.

mujer-somba

Mujer de la etnia somba

Si te da vergüenza, puedes pedirle a tu guía que pregunte por ti. Recuerda también que siempre es mejor una conversación previa o una sonrisa antes que apuntar a alguien directamente con la cámara. Y no te olvides de enseñar el resultado.

En Benín vas a verte rodeado de niños y niñas. No debemos olvidar que los niños son menores y el consentimiento para tomarles una fotografía deberíamos obtenerlo de los padres. Por eso, creemos que es importante que tomes conciencia de ello y quizás evitar fotografiar a menores “tan alegremente”.

Lo que sí te recomendamos es que si tienes una cámara instantánea de fotografía (tipo Polaroid o Fujifilm) la lleves al viaje porque te va a regalar los mejores momentos. Nosotras solemos llevar muchos carretes porque nos encanta regalar fotografías. Además, el momento en el que empiezan a verse en la foto es mágico y tanto niños como adultos se sorprenden y les encanta.

 

Saluda, sonríe y aprende a decir “hola” en los diferentes idiomas de las etnias

Probablemente sientas que los benineses te miran con semblante serio. Quizás pienses que tu presencia les incomoda. Pero en realidad, muy pocas veces es así. Saluda y sonríe. Verás como enseguida recibes un bonjour” de vuelta acompañado de una sonrisa.

El francés es uno de los idiomas oficiales del país y lo habla la mayoría de la población, por lo que saludar con un “bonjour”, “sava” o  “bonsour” es bastante recurrente. Sin embargo, en Benín hay 54 lenguas más debido a la riqueza étnica del país. Por eso, te recomendamos que aprendas a saludar en la lengua de cada etnia que visites. En Ganvie se saludaba diciendo “cabo”, si visitas a los Holi tienes que decir “ekaso” y en el País Somba se saluda diciendo “atuni” (si te diriges sólo a una persona) o “dituni” (si saludas a varias personas). Te aseguramos que vas a sacar más de una sonrisa amable al saludarles en su propia lengua.

También es frecuente que cuando pases por un poblado o por un mercado escuches “yobo, yobo”. Sigue esos gritos y vas a encontrarte a algún niño deseando saludarte ya que “yobo” significa “blanco” y te está llamando a gritos para captar tu atención.

 

Ten paciencia

Es muy importante que a la hora de preparar tu mochila para viajar a Benín, no te olvides de meter bastante paciencia. Los tiempos en Benín, como imagino que en otros lugares del continente africano, son distintos a los nuestros y las cosas llevan su tiempo.

Esto lo puedes apreciar en los restaurantes, que suelen tardar de media una hora en servirte la comida. Para evitarlo lo mejor es que avises con tiempo de tu llegada y que digas que vas a querer comer. En los restaurantes no suelen tener comida extra por si viene gente a comer, sino que es habitual que vayan al mercado y esto puede explicar por qué tardan tanto en servirte. Si llamas y avisas de tu llegada y lo que quieres comer, te aseguras que no “perderás” mucho tiempo a la hora de la comida.

comida-Benin

Comida en Benín

Además, a veces pueden surgir imprevistos que van a hacer que los planes cambien. Nosotras pasamos la primera mañana en Cotonou buscando combustible para el coche que, debido al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, escaseaba ese día. Pero no te preocupes, es parte del viaje y también hay que disfrutar de estos momentos.

 

Lecturas recomendadas

Si te gusta leer y quieres conocer Benín en profundidad, nos gustaría recomendarte algunas lecturas que pueden ser útiles y te pueden acompañar durante el viaje:

  • “Rumbo a Benín” de Joan Riera: es una guía muy completa sobre Benín. Fue publicada en 2011 por la editorial Laertes y el problema es que hoy en día está descatalogada, por lo que es difícil hacerse con ella. Puedes consultar este enlace si quieres comprar un ejemplar bajo pedido o bien puedes consultar el catálogo de alguna biblioteca.
  • “El antropólogo inocente” de Nigel Barley: era uno de esos libros que teníamos pendiente de leer y, aunque no está ambientado en Benín, ha sido la lectura que nos ha acompañado durante nuestro viaje. El autor, doctorado en antropología en Oxford, se dedicó durante un par de años al estudio de una tribu poco conocida del Camerún, lo que constituyó su primera experiencia en el trabajo de campo, y casi la última. Cuenta las aventuras y desventuras con los dowajos en un tono divertido y ameno, en el que se hablan de muchos aspectos comunes en el mundo animista.
  • “Ébano” de Ryszard Kapuściński: es uno de nuestros libros favoritos y aunque no trate de Benín, nos parece muy recomendable su lectura. No es un libro más sobre África, es un libro escrito desde África. Así se reseña este libro y es que Kapuściński no visitó África para escribir sobre este inmenso continente, sino que se mudó a él, lo recorrió, se empapó de su historia y de sus historias, de su cultura y, a través de sus propias vivencias a pie de calle y carretera, escribió este libro con pequeños relatos que hablan sobre África.

guia-benin

Guía de Benín

 

Esperamos que estos consejos y recomendaciones te sean útiles, si decides visitar este pequeño pero intenso país de África occidental.

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que mantener este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí