El norte de España es uno de nuestros lugares favoritos para hacer turismo nacional y es que tiene de todo: ciudades interesantes, pueblos pintorescos y con encanto, una naturaleza increíble, playas preciosas y una gastronomía increíble.

Cantabria está situada entre Asturias y el País Vasco y es un lugar perfecto para pasar una semana (¡o más!) y disfrutar de un entorno maravilloso. En este post os contamos qué lugares no debes perderte si vas a hacer una ruta por Cantabria.

 

RUTA DETALLADA

La mejor forma de recorrer Cantabria es en coche ya que hay muchos lugares que solamente son accesibles de esta manera. En el mapa de España, en el desplegable de Cantabria, encontrarás todos los lugares que mencionamos en este post.

Santander

Es la capital de Cantabria y una parada obligatoria en tu ruta por esta provincia. Además, es una ciudad con bastante oferta para hospedarse, aunque nosotras te recomendamos que te alojes en algún pueblo cerca de la ciudad y vayas de visita a Santander.

La ciudad se puede visitar perfectamente en un día, aunque siempre es recomendable dedicarle algo más de tiempo. En tu visita no debes perderte la Catedral de Santander, la plaza del Ayuntamiento y el Mercado de la Esperanza. Esta zona está llena de calles peatonales que es recomendable patear en busca de alguna de las plazas más conocidas, como la Plaza Porticada, una de las más emblemáticas de Santander, la Plaza del Pombo o la Plaza de Cañadío donde está la iglesia de Santa Lucía.

También tienes que pasear por el Paseo Pereda, junto al mar, donde hay algunos edificios famosos como el Banco de Santander o el reciente Centro de Botín. Otro de los lugares imprescindibles es el Palacio de la Magdalena, palacio que fue un regalo de la ciudad de Santander a los reyes de España y con un área de 25 hectáreas donde puedes disfrutar de los jardines, con las vistas del mar y de la entrada a la bahía.

centro-botin-santander

Centro de Botín en Santander

Santander tiene una playa espectacular, la playa del Sardinero a la que te recomendamos que te acerques para dar un buen paseo.

Comillas

Es una pequeña ciudad situada a unos 50 kilómetros de Santander conocidísima porque aquí se encuentra el famoso Capricho de Gaudí, una de las cuatro obras arquitectónicas de este arquitecto fuera de Barcelona.

detalle-capricho-gaudi

Detalle del Capricho de Gaudí

Comillas vivió una época de gran esplendor a finales del siglo XIX y principios del XX y de esta época son algunos de los edificios más notables de la ciudad. Entre sus edificios más emblemáticos está el Palacio de Sobrellano, de estilo neogótico y con ciertos aires venecianos en cuyo interior hay muebles diseñados por Gaudí; la capilla panteón del Palacio de Sobrellano, del mismo estilo, la Universidad Pontificia y el Capricho, el palacio modernista de Gaudí. La visita del Capricho es uno de los imprescindibles de Comillas así que no puedes irte de aquí sin entrar en este original palacio que parece sacado de un cuento.

También puedes pasear por el casco antiguo de Comillas, sin perderte la Plaza de la Constitución donde está el Ayuntamiento y la Iglesia de San Cristóbal, o la Plaza del Corro de San Pedro.

En Comillas también puedes acercarte al cementerio, situado a las afueras y que está presidido por la escultura modernistas de Llimona “El Angel”. También tiene una playa agradable que puedes visitar para descansar y bañarte si el tiempo acompaña.

angel-comillas

El Ángel de Comillas

Santillana del Mar

Situada a unos 30 kilómetros de Santander, se dice que Santillana del Mar es la villa mentirosa, ya que no es santa, ni es llana, ni está en el mar. Pero aunque carezca de esta tres características es uno de los pueblos más bonitos de Cantabria. Lo mejor es pasear y perderse por su casco antiguo, todo empedrado, con sus casas de fachadas de piedra y madera y con sus balcones llenos de flores.

En tu paseo por Santillana del Mar no debes perderte su Plaza Mayor, una de las más bonitas que hemos visto y donde hay varios edificios significativos como la Casa del Cura, la Torre de Don Borja y la Torre de Don Merino.

plaza-mayor-santillana-del-mar

Plaza Mayor

Sin embargo, uno de los monumentos más importantes de Santillana del Mar es la Colegiata de San Juliana, el monumento románico más importante de Cantabria. Es una colegiata románica del siglo XII, aunque el templo primitivo data del siglo IX, momento en el que los restos de la mártir Juliana de Nicomedia fueron traídos a esta localidad. Te recomendamos visitar el interior de esta colegiata ya que tiene un claustro precioso, donde los capiteles de sus columnas tienen diferentes temáticas que van desde escenas religiosas hasta motivos florales o de animales.

En Santillana del Mar hay también varios edificios renacentistas y barrocos: el Palacio de Velarde o de las Arenas del siglo XVI, la Casa de los Quevedo y la Casa de los Cossío y el Palacio de Peredo Barreda.

colegiata-san-Juliana

La colegiata de San Juliana

A unos 3 kilómetros de Santillana del Mar están las famosísimas Cuevas de Altamira, conocidas por sus bisontes pintados en pigmentos rojos y negros difuminados de hace 14.500 años. Las cuevas están cerradas al público pero es posible visitar el Museo de Altamira, donde puedes ver una réplica de las pinturas de las originales.

Miengo y Boo de Piélagos

Son dos municipios vecinos que están muy cerca de Santander, a unos 15 kilómetros, y son una parada obligatoria para explorar la costa quebrada, un tramo litoral de unos 10 kilómetros aproximadamente que tiene unas playas espectaculares y salvajes. Además es un buen lugar para buscar alojamiento.

paisajes-costa-quebrada

Paisajes de la Costa Quebrada

Te recomendamos ir al Parque Natural de las Dunas de Liencres, situado junto a la desembocadura del río Pas y que disfrutes de algunas de sus playas. La playa de Valdearenas es la playa más grande y famosa de Liencres. Son dos kilómetros de  playa y es un lugar perfecto para disfrutar de las aguas del mar Cantábrico. Cerca está la playa Canallave, más pequeña y enmarcada en un bonito acantilado desde donde es frecuente ver a muchos surfistas intentando coger las olas.

Otro de los lugares más impresionantes de la zona es la playa de Arnia donde se pueden ver los famosos Urros de Liencres y un buen lugar para disfrutar de la puesta de sol.

playa-arnia-cantabria

La playa de Arnía

Hay más playas que puedes ver en esta zona, como la playa de Covachos, la de Somocuevas, la playa de Portio o la playa de Cerrias, por lo que es una zona muy interesante para aprovechar y disfrutar de la costa cántabra.

Cartes

Cartes es un pequeño municipio que está situado en el interior de Cantabria, a unos 30 kilómetros de Santander. Cartes ha sido declarado conjunto histórico artístico y es un pueblo precioso que no debes perderte en tu ruta por Cantabria.

En Cartes puedes pasear por sus calles para ver las casas, que son un ejemplo interesante de la arquitectura civil montañesa de los siglos XVII y XVIII, muchas de ellas adornadas con flores y escudos. También puedes visitar la iglesia parroquial, la ermita de San Roque del siglo XVIII y la ermita de Santiago.

calle-cartes

Calle de Cartes

Castro Urdiales

Castro Urdiales es una ciudad situada a unos 70 kilómetros de Santander y debes acercarte hasta aquí para ver la mejor obra gótica de Cantabria: la iglesia de Santa María de la Asunción. Fue construida en el siglo XIII y es preciosa.

Además, junto a la iglesia se pueden ver los restos de la ermita románica de San Pedro, del siglo XII, el Castillo de Santa Ana, del siglo XII-XIII, el Puente Medieval, con un solo arco ojival y la Ermita de Santa Ana. Todo este conjunto constituye la imagen más representativa de la ciudad y la mejor vista es desde el puerto de Castro Urdiales.

iglesia-castro-urdiales

Ermita de San Pedro

El Paseo Marítimo de Castro Urdiales también es interesante. Aquí puedes ver el Ayuntamiento y la Casa de Chelines de estilo neogótico. Los soportales de la plaza están repletos de bares y es un buen lugar para disfrutar de la gastronomía cántabra.

Castro Urdiales tiene dos playas: la Playa de Brazomar, de unos 400 metros de longitud y la Playa de Ostende, en forma de concha y con arena artificial. Ambas son un buen lugar donde puedes aprovechar para relajarte y darte un baño si hace buen tiempo.

Muy cerca de Castro Urdiales está el Cementerio de la Ballena, uno de los ejemplos más notables de la arquitectura funeraria española. Tiene monumentos en diferentes estilos como el neoclásico, modernismo, gótico, art decó… Pero lo más espectacular es su enclave elevado sobre el mar.

cementerio-castro-urdiales
Cementerio de la Ballena

 

Esperamos que este post te haya resultado útil para disfrutar de una de las zonas más bonitas del norte de España.

 

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que manter este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí