Merzouga es un pequeño pueblo que se sitúa en el sudeste de Marruecos y es el lugar al que debes llegar si quieres visitar el desierto del Sahara. Erg Chebbi es la zona arenosa del Sahara marroquí y tiene una longitud de 22 km de norte a sur y una anchura de 5 km. Aquí las dunas parecen montañas y es que algunas alcanzan una altura 150 metros.

Dunas de Merzouga

Visitar el desierto del Sahara es sencillo pero debes tener en cuenta que necesitarás como mínimo tres días, tanto si optas por una excursión privada como si decides ir por libre. Es una visita ideal si planeas estar alrededor de una semana en Marruecos. En este post nos gustaría contarte nuestras diferentes experiencias disfrutando de esta maravilla de la naturaleza.

 

EXCURSIÓN PRIVADA DESDE MARRAKECH

Para visitar las dunas de Merzouga puedes optar por una excursión privada con una agencia. En nuestra primera visita a Marruecos en el año 2012 pasamos unos días en Marrakech y fue desde esta ciudad desde donde salimos rumbo al desierto del Sahara. Contratamos la excursión de 3 días y 2 noches a las dunas de Merzouga con nuestro albergue: Waka Waka Hostel. La excursión, si mi memoria no falla, nos costó 50 euros. Éramos un grupo de 8 personas aproximadamente y viajamos en una furgoneta.

¿QUÉ VISITAS EN UNA EXCURSIÓN PRIVADA?

Primer día: Salimos muy pronto desde la Plaza Jema el Fnaa y la primera visita fue la Kasbah de Ait Ben Haddou en Ouarzazate, una de las kasbah mejor conservadas de Marruecos y escenario de películas como “Lawrence de Arabia” o “Gladiator”. Después de la visita, paramos a comer y continuamos el viaje hasta las Gargantas del Dades, donde pasamos la noche en un hotel.

                                  Kasbah de Ait Ben Haddou

Segundo día: Visitamos el palmeral Tinghir y, tras el paseo, nos pararon en una tienda de alfombras para, obviamente, ver si alguno queríamos comprar algo. Después continuamos la visita al Valle de Todra, donde comimos y después nos pusimos en dirección al desierto. Llegamos a un hotel desde donde salimos con los dromedarios hasta el campamento, que estaba a unos 30 minutos. Allí vimos el atardecer, cenamos, subimos a las dunas de noche y dormimos al aire libre en el desierto.

Tercer día: Nos despertamos y volvimos al hotel en dromedario, donde nos dieron de desayunar. Ese día lo pasamos entero en la furgoneta volviendo  a Marrakech.

 

VISITAR LAS DUNAS DE MERZOUGA POR LIBRE

En nuestra segunda visita a Marruecos por separado, teníamos claro que queríamos volver al desierto, pero esta vez por libre. A continuación os explicamos cómo hacerlo, bien partiendo desde Fez o desde Marrakech.

CÓMO LLEGAR

Merzouga está situada a unos 320 km de Fez y a unos 380 km de Marrakech. Si decides visitar las dunas de Merzouga por libre lo mejor es que optes por desplazarte en autobús. Desde ambas ciudades operan las dos compañías de autobuses turisticos: CTM y SUPRATOURS. Consejo: No olvides un pañuelo o sudadera que ponen el aire acondicionado bastante fuerte.

Autobus Fez-Merzouga: El viaje en autobús desde Fez a Merzouga es nocturno y suele durar unas 6 o 7 horas. Te permite ahorrarte una noche de alojamiento y hacer la excursión en camello el día que llegas a Merzouga por la tarde. Los horarios son los siguientes: el autobús de SUPRATOURS sale todos los días a las 20:30 y el bus de CMT sale diariamente a las 21:30. El precio aproximado del viaje es 160 y 200 MAD.

Autobus Marrakech-Merzouga: El viaje en autobús desde Marrakech a Merzouga es diurno y dura unas 13 horas. Existen dos autobuses diarios: el de CMT sale a las 8:00 y el de SUPRATOURS a las 8:30. El precio aproximado del viaje es 160 y 200 MAD.

Amanecer en Merzouga

DÓNDE ALOJARSE

Si vas por libre, una vez que llegas a Merzouga lo ideal es tener reservado un hotel, con quienes hagas la excursión al desierto. Nosotras hemos probado estos dos hoteles y ambos son totalmente recomendables:

Hotel Suerte Loca: Es un hotel agradable situado al norte de Merzouga. La excursión en dromedario nos costó 35 euros y además nos dejaron una habitación para el tiempo que estuvimos allí. Tienen dunas cerca y una piscina con lo que se puede pasar una mañana agradable. Además la comida está muy rica y el personal es muy amable.

Hotel Aubergue Africa: está situado en el mismo pueblo de Merzouga y, al despertarte podrás encontrarte las dunas de frente. La excursión en dromedario nos costó 31 euros y el alojamiento es bastante sencillo, pero agradable. Cuando nos alojamos allí, de hecho, el hotel estaba prácticamente vació.

 

¿MEJOR POR LIBRE?

Definitivamente sí. Si te gusta viajar por libre, visitar las dunas de Merzouga es extremadamente sencillo y probablemente te saldrá algo más económico. Además, te evitarás las paradas en tiendas que, en nuestro caso, no nos aportan ningún interés. Pero lo que realmente merece la pena es tener más tiempo en el pueblo de Merzouga. Los hoteles, en general, están situados cerca de las dunas, por lo que puedes disfrutar más tiempo del desierto y de este pueblo, con verdadero encanto. Por los horarios de autobuses, siempre vas a tener algo de tiempo libre y podrás acercarte por tu cuenta a sacar fotos, hacer la croqueta y disfrutar de un paisaje espectacular.

Además debes tener en cuenta que cada hotel tiene su campamento en el desierto y algunos están un poco alejados por lo que necesitas salir con el tiempo suficiente para llegar y poder disfrutar del atardecer. Si llegas un poco justo de tiempo con el coche, podrías llegar más apurado al campamento, como les pasó a un par de grupos que llegaron de noche la última vez que visitamos el desierto. Personalmente nos parece una pena ir al desierto del Sahara y perderse el atardecer.

Dunas de Merzouga

Algo que tenemos claro es que, si volvemos a las dunas de Merzouga, no haríamos la excursión al campamento en dromedario y buscaríamos otras alternativas, como por ejemplo, el 4×4. El dromedario ha sido un medio de transporte imprescindible en el desierto, pero deberíamos plantearnos el uso de estos animales con fines turísticos. Es importante que intentemos realizar un turismo que sea respetuoso con el medio ambiente y con los animales y, a día de hoy, no haríamos la excursión en dromedario porque es totalmente innecesaria. Lo maravilloso del desierto es, precisamente, el desierto.

Decidas lo que decidas, si vas a pasar alrededor de una semana en Marruecos, te recomendamos que visites las dunas de Merzouga, por libre o con agencia. Es fascinante el color de la arena del desierto, la suavidad al tacto, el silencio ante tanta inmensidad, el cielo estrellado y la amabilidad del pueblo bereber.

 

 

¿Quieres ahorrarte dinero viajando?

Si usas estos enlaces, los dos salimos ganando: tanto vosotrxs como nosotras recibiremos un descuento.

  • Consigue 15€ para tu reserva con Booking aquí
  • Si quieres hacerte anfitrión de AirBnB, recibe 22€ de descuento aquí
  • Si te han cancelado o retrasado un vuelo, recibe 10€ al empezar la reclamación con Reclamador aquí