Tebas, ciudad real de Egipto, cuyas casas guardan innumerables riquezas. Cien puertas dan paso a la ciudad y por cada una pasan a diario doscientos hombres con caballos y carros”.

Homero, La Ilíada, “Canto IX

 

Luxor está situada a 700 km al sur de El Cairo, en el Valle del Nilo, como la mayoría de las ciudades egipcias. Esta ciudad será una de las paradas obligatorias en tu ruta por el país del Nilo. Luxor es la población egipcia edificada sobre las ruinas de la ciudad de Tebas, en egipcio Uaset, la del cetro, una de las insignias reales. Aunque su origen se remonta a época prehistórica, su desarrollo administrativo comienza tras un periodo de desunificación del país conocido como el Primer Periodo Intermedio. En este momento el rey Mentuhotep II reunificó el país y Tebas se convirtió la capital de país unificado a principios del Reino Medio. Su época de mayor esplendor es un poco posterior, en el Reino Nuevo, cuando Tebas vuelve a convertirse en la capital, siendo así el centro político y religioso más importante del país. Por ello aquí hay muchos monumentos que visitar y en esta entrada nos gustaría ofrecerte un recorrido si planeas pasar tres días en Luxor.

El río Nilo y la orilla occidental

 

RECOMENDACIONES PREVIAS

  • Puede parecer una obviedad pero en Luxor hacer calor. La mejor época para visitar Egipto es de noviembre a abril. De mayo a octubre suele hacer bastante calor, sobre todo en verano. Por ello, cuando planifiques tus visitas, te recomendamos madrugar y aprovechar las primeras horas del día, cuando el calor no aprieta tanto. Las horas centrales del día, si viajas en verano, es mejor que las pases descansando.
  • En cuanto al alojamiento puedes optar por alojarte tanto en la orilla oriental  (East Bank) como en la orilla occidental (West Bank). En el West Bank encontrarás los hoteles más modernos y lujosos mientras que en East Bank los hoteles son más sencillos. Personalmente preferimos en el East Bank porque estarás cerca de la mayor parte de las atracciones turísticas y porque podrás disfrutar de los amaneceres con los campos de cultivos verdes y los globos surcando el cielo.
  • Para cruzar el río Nilo lo más práctico es utilizar el ferry local (ferry baladí) que sale desde el muelle frente al templo de Luxor. Funciona durante todo el día y cuesta 1 EGP. También puedes optar por cruzar en las pequeñas lanchas de motor (lunches) que salen desde cualquier punto y que cruzan el río por unos 10- 20 EGP.
  • Para moverte por el West Bank no necesitas guía y puedes hacer las visitas por tu cuenta. Recomendamos alquilar un taxi privado que te lleve a todos los puntos que quieras visitar ese día. Regatear es todo un arte por lo que debes de dar lo máximo de ti para sacar buen precio. Te aconsejamos explicar bien qué es lo que quieres visitar porque en función del tiempo y la ruta te cobrará más o menos.

 

RUTA DETALLADA

Día 1

El primer día lo puedes dedicar a visitar parte de los monumentos de la ribera occidental del Nilo. La primera parada será la taquilla de inspección de Antigüedades, donde podrás comprar las entradas de los monumentos que vas a visitar. Abre de 06:00 a 17:00 y las entradas son válidas sólo durante el día de la compra.

Una vez tengas las entradas, puedes comenzar la visita por Deir el-Medina. El poblado fue fundado por Tutmosis I y se conservan muchas evidencias arqueológicas que hacen de este lugar el poblado mejor conocido del antiguo Egipto. Aunque Deir el-Medina no era un poblado cualquiera porque en él residían los trabajadores de las tumbas reales. Aquí puedes ver la planta de la ciudad y también puedes visitar el templo ptolemaico dedicado a la diosa Hathor. Pero lo mejor de la visita de Deir el-Medina es visitar las tumbas de los artesanos Sennedjem, Inherkau y Pashedu que estamos seguras que te dejaran sin palabras.

Deir el-Medina

Después aprovecha para acercarte al Valle de las Reinas, el lugar donde podrás visitar las tumbas de las reinas e hijos reales de algunos de los reyes del Reino Nuevo. La visita continua con Medinet Habu, el templo funerario de Ramsés III y uno de nuestros templos preferidos. Probablemente necesites hacer una parada para tomar energías y comer algo. Te recomendamos parar a almorzar en el restaurante del hotel el Marsam, un sitio tranquilo y agradable.

medinet-Habu

Medinet Habu

Tras haber repuesto fuerzas, puedes continuar la visita por el templo funerario de Ramsés II o el Ramesseum. Por último, aprovecha para visitar algunas de las tumbas de los nobles de la necrópolis de Sheik Abd el-Qurna. Nuestra recomendación es visitar las tumbas de Rekhmire y Sennefer, y las de Ramose, Userhat y Khaemhat. Pero si te atreves con más puedes incluir las de Nakht, Menna y Amenemopet. Para finalizar el día te recomendamos disfrutar de un bello atardecer a orillas del río Nilo.

Día 2

El segundo día lo puedes dedicar a ver las atracciones turísticas que faltan en el West Bank. Una de las actividades que ofrece la ciudad de Luxor es un paseo en globo al amanecer, que desde luego es espectacular. Aquí te contamos nuestra experiencia y puede ser una buena forma de comenzar el día. De cualquiera de las maneras, la primera parada debe ser la visita a los Colosos de Memnón. Son dos estatuas gigantescas que representan al rey Amenhotep III y que forman parte de su templo funerario. El templo funerario de Amenhotep III ocupaba un total de 35 hectáreas y era el mayor y más espectacular de todo Egipto, aunque hoy por desgracia quedan pocos vestigios.

Tras esta pequeña parada continúa la visita por el templo funerario de la reina Hatshepsut en Deir el-Bahari. Una vez que finalices la visita aprovecha para visitar las tumbas de los nobles de la necrópolis de el Assasif. Te recomendamos visitar las tumbas de Kheruef, Ankhhor y Mentuemhat, y también la de Pasab.

Detalle de la tumba de Kheruef

Tras esto puedes incluir en tu visita tres pequeñas tumbas de la cercana necrópolis de Dra Abu el-Naga y que son las tumbas de Roy, Shuroy y Amenemope. Recuerda que si quieres visitar estas tres pequeñas tumbas deberías haber hecho una parada previamente en la taquilla de inspección de Antigüedades para comprar las entradas.

El día termina con la visita al Valle de los Reyes, donde podrás disfrutar de la visita a las tumbas reales de los reyes del Reino Nuevo. La entrada se compra allí mismo y con ella puedes visitar tres tumbas aunque algunas tumbas tienen entrada extra.

Valle de los Reyes

Para terminar el día puedes aprovechar para disfrutar del paisaje y del atardecer desde una faluca (pequeñas embarcaciones a vela). Se pueden tomar desde cualquiera de las dos orillas y el precio dependerá, de nuevo, de tu habilidad para el regateo. Generalmente oscila entre 30 y 35 EGP por embarcación y hora.

Día 3

El tercer día lo dedicas a la parte oriental del Nilo, el East Bank. Comienza la visita por el maravilloso templo de Karnak. Te recomendamos visitarlo a primera hora del día para no pasar demasiado calor. Para la visita del templo calcula al menos dos horas.

Templo de Karnak

Tras la visita al templo de Karnak puedes aprovechar para visitar uno de los dos museos (¡o los dos!) que ofrece la ciudad. El Museo de Luxor presenta una pequeña colección de piezas, pero de importante valor, como una estatua de esquisto de Tutmosis III, momias reales o la reconstrucción de una pared del templo de Karnak de la época de Akhenaton. En este museo también están algunas de los piezas encontradas en la excavación de la misión española el Proyecto Djehuty, como unos ramos de flores secas de hace 3000 años. En el Museo de la Momificación aprenderás todo lo relacionado con esta técnica. Podrás ver momias de personas y animales pero también las herramientas y materiales usados en el proceso de momificación o los artefactos que necesita el difunto en su viaje al Más Allá.

Tras la visita a los museos puedes aprovechar para comer, descansar y/o hacer algunas compras en el zoco de Luxor. La última visita del día será el templo de Luxor. Merece la pena visitar este templo poco antes del atardecer para así vivir momentos mágicos, disfrutando de la llamada a la oración en alguno de los patios del templo y, sobre todo, para poder pasearte por el templo cuando está todo iluminado. Para terminar la jornada te recomendamos cenar en el Restaurante Sofra. Probablemente, nuestro restaurante favorito de Luxor. 

Templo de Luxor

Esperamos que, si eres una de esas valientes que se lanza a visitar Egipto por su cuenta y no te atas a los viajes en grupos, este post te sirva para sacar el máximo partido a tu visita a Luxor. Después de visitar tres veces la ciudad, este recorrido es el que te permite aprovechar el tiempo al máximo para ver la mayoría de los templos y tumbas y para que puedas sentir la magnitud que se respiraba en la antigua Tebas.

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que manter este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí