¿Sabías que Alemania es uno de los países europeos que más litros de helado consume al año? La explicación es bien sencilla: a los alemanes les encantan los helados. Aunque pensarás, ¿y a quién no? Sin embargo, la diferencia con algunos países como España reside en la estacionalidad. Mientras que en el sur asociamos el tomar un helado con el verano y el calorcito, en Alemania cualquier día del año es bueno para disfrutar de tal manjar. Por eso, no es inusual ver que se forman colas en las heladerías en días fríos en los que asoma un poquito el sol.

Que a los alemanes les gusten tanto los helados explica que en Berlín haya muchísimas heladerías, de muy buena calidad y donde se pueden degustar helados exquisitos de todos los sabores que te puedas imaginar. Además, ya se sabe que los maestros de los helados son italianos y en Berlín hay bastante inmigración italiana, por lo que no es difícil dar con una auténtica heladería italiana. Sin embargo, Berlín es una ciudad multicultural y de la misma manera que puedes probar gastronomía de otros países, también podrás probar helados de otras partes del mundo.

Algo que sorprende es el precio de los helados. Cuando llegamos a Alemania, era fácil encontrar heladerías que vendían bolas de helado a 1 euro y, en comparación con los precios de España a los que estábamos acostumbrados, era muy barato. Hoy tomarse un helado sigue siendo barato a pesar de que han subido un poquito los precios. En este listado vas a encontrar quizás precios algo más elevados pero, por lo general, puedes tomarte una bola de helado de buena calidad entre 1,40-1,70 euros.

Dicho esto, si te gustan los helados tanto como a nosotras no te puedes perder este post en el que te contamos cuáles son las mejores heladerías de Berlín. En este mapa de Berlín, en el desplegable de heladerías, encontrarás marcados todos los establecimientos.

 

 

Duo Sicilian Ice Cream

Si decimos que en la heladería Duo Sicilian puedes tomarte el mejor helado de Berlín no estamos exagerando y es que aquí preparan helado siciliano artesano con productos frescos y naturales. Y eso se nota.

Su dueño, Antonio Tomasello, es siciliano y se crió entre helados ya que su padre abrió una heladería en Alemania cuando emigró en 1972. Sus helados tienen la combinación perfecta de sabores, desarrollada a partir de las experiencias de su infancia, de sus estudios, sus viajes y su amor por el helado.

Apuestan por productos naturales, elaborados 100% con fruta, agua y azúcar sin añadir sabores artificiales y emplean leche y nata orgánicas de la región de Brandenburgo. Importan también algunos productos como los pistachos de Sicilia y la crema de almendras del Piamonte y sus especialidades son los sabores de pistacho o la crema de pistacho con almendras. También puedes encontrar gran variedad de sabores, tanto clásicos (vainilla, chocolate, stracciatella) como algunos más innovadores (aguacate o tiramisú).

Cada bola cuesta 1,50 euros por lo que te aconsejamos pedir dos sabores. Además, esta recomendación es no es nuestra, sino que es la idea del nombre “Duo Sicilian”, ya que según su dueño nunca deberías pedir un solo sabor de helado.

A parte de cremosos y exquisitos helados, aquí puedes tomarte también buen café y otras especialidades típicas sicilianas, como su famoso Brioche con Gelato (helado sobre brioche siciliano), la granita siciliana o los famosos cannoli sicilianos.

En la misma calle hay un local pequeño de los mismos dueños en el que venden algunos de sus productos y donde podrás probar algunos sabores más innovadores, como un helado de vino tinto, de espárragos o de gorgonzola, entre otros. ¿Te animas a probarlo y nos lo cuentas?

Dirección: Skalitzer Straße 82 / Skalitzer Straße 77

Precio bola de helado: 1,50 euros

Helado-duo-sicilian

Helado Duo Sicilian

 

Cuore di Vetro

Esta heladería italiana es una de las más conocidas de la capital alemana y no es para menos ya que sus helados están riquísimos y han recibido numerosos premios. Cuenta con dos locales: uno en el barrio de Mitte y otro en Friedrichshain.

Hacen helados tradicionales italianos con productos frescos y elaborados con leche ecológica y fruta fresca según la temporada. Como buenos maestros heladeros italianos utilizan productos que importan de su país natal, como los pistachos de Sicilia o las almendras del Piamonte, además de otros productos como la vainilla Bourbon de Madagascar. Preparan 16 tipos de helados que varían a lo largo del día con sabores tanto tradicionales como el de chocolate o pistacho, u otros más innovadores como el de chocolate negro gótico, el de crema de mantequilla o el de ricota de oveja. Nosotras nos quedamos con el de chocolate y pistacho que son espectaculares y que además han ganado diferentes premios. Por algo será, ¿no?

El local es pequeño pero lo interesante es que puedes ver como hacen el helado ya que tiene una cristalera desde donde se ve el ritual del proceso. Además, el hilo musical es siempre buenísimo, ya que esta heladería de estilo punk también es conocida por acoger eventos culturales y exposiciones. 

Dirección: Simon-Dach Straße 40 / Max-Beer Straße 33

Precio bola de helado: 2 euros

helado-cuoro-di-vetro

Helado Cuore di Vetro

 

Fraulein frost

Frauelin Frost es una de las heladerías más conocidas de Berlín y cuenta con tres locales en los barrios de Kreuzberg, Neukölln y Charlottenburg. Sus helados son artesanos y aquí podrás probar tanto los sabores tradicionales como algunos más atrevidos, como el helado de zanahoria y naranja o el de pepino, menta y limón.

Nosotras te recomendamos ir al local que está en el barrio de Kreuzberg porque luego estarás muy cerca del canal Maybachufer y es perfecto para dar un paseo y descubrir esta zona de Berlín que tanto nos gusta. Eso sí, si vas en un día caluroso, prepárate para hacer cola.

Dirección: Friedelstraße 38 / Manfred-von-Richthofen-Straße 30 / Beckerstraße 4

Precio bola de helado: 1,40 euros

 

Woop woop

¿Alguna vez habías escuchado hablar de helados congelados con nitrógeno líquido? Pues bien, nosotras tampoco hasta que fuimos a probar una de las heladerías más famosas de Berlín. En Woop Woop podrás elegir entre cinco sabores diferentes que cambian cada mes y podrás observar el ritual de preparación de tu helado: eliges el sabor y al momento congelan tu helado a -196 ºC con nitrógeno líquido. Y el resultado es una auténtica maravilla.

Eso sí, es caro y no tienen conos al uso por lo que sólo puedes tomar el helado en tarrina. Tiene dos tamaños de tarrina: la de 150 gramos cuesta 4,30 euros y la de 200 gramos cuesta 5,90 euros. Si quieres, puedes tomar este helado en un cono hecho con un waffle, aunque debes tener en cuenta que cuesta 6,90 euros. Lo malo es que al no vender conos, las tarrinas te las dan con una cucharilla de plástico. Así que si vas a venir y viajas con cubiertos para evitar consumir tanto plástico, te recomendamos que te los lleves y especifiques que no quieres cucharilla.

Dirección: Rosenthaler Straße 3

Precio bola de helado: 4,30 euros/ tarrina

helado-woop-woop

Helado de Woop Woop

 

Jones Ice Cream

Esta conocidísima heladera está situada en el barrio de Schöneberg y es una de esas heladerías que aparece en todos los listados de los mejores helados de Berlín. El dueño es Jones, un heladero francés que empezó el negocio con un food truck y que debido a su éxito terminó abriendo esta heladería.

Aquí no vas a encontrar los típicos helados italianos, sino que son más bien helados tipo americanos pero muy cremosos y con una variedad de sabores que te pondrán difícil la elección. Junto a algunos sabores más tradicionales como el de pistacho siciliano o el de brownie de chocolate, puedes encontrar algunos más innovadores como el de plátano y chocolate con nubes de algodón o el caramelo con mantequilla salada. Si eres tan aficionado como nosotras a comer helados en cono, merece la pena  pagar el euro extra por el cono casero que hacen. Además, si te gustan las cookies, aquí también puedes probar sus galletas artesanas e incluso probar su famoso helado en galleta.

Esta heladería no es de las más baratas de la ciudad: cada bola de helado cuesta 2,20 euros por lo que no es de las opciones más baratas de Berlín. Si te acercas hasta aquí, puedes darte un paseo tomando el helado por los alrededores de Nollendorfplatz que está lleno de arte callejero.

Dirección: Goltzstraße 3

Precio bola de helado: 2,20 euros

helado-jones-ice-cream

Helado de Jones Ice Cream

 

Süss und Sünde

Esta heladería fue fundada por Katrin y Jörg, una pareja a la que su pasión por el mundo de la cocina le viene de familia. El bisabuelo de la dueña fue chef durante los dorados años 20 en el famoso Hotel Adlon de Berlín y el bisabuelo del dueño le hacía helados cuando era pequeño. No es de extrañar que Katrin y Jörg decidieran dedicarse al mundo de la gastronomía: se formaron, trabajaron en diferentes cafeterías y restaurantes hasta que decidieron abrir una pequeña heladería en el barrio de Mitte. El pequeño negocio familiar ha ido creciendo, ahora tienen dos locales, en Mitte y en Friedrichshain, y elaboran el helado en una antigua fábrica de flores en Schöneweide.

Aquí podrás probar helados artesanales, hechos con leche bio local y cuentan con opciones veganas. Además la variedad de sabores es bastante amplia. Es un lugar muy popular, por lo que no te extrañe si en días calurosos ves bastante cola.

Dirección: Weinbergsweg 21 / Niederbarnimstraße 21

Precio bola de helado: entre 1,20 y 1,50 euros

 

Hokey Pokey

Hokey Pokey aparece en todos los listados de “los mejores helados de Berlín”. El culpable de esto es Niko Robert, un chef y pastelero que ha trabajado durante muchos años en hoteles y restaurantes de 5 estrellas y cuya pasión es el dulce. Tras pasar unos años en la capital berlinesa decidió abrir su propia heladería en 2011: Hockey Pokey. Fue un éxito desde el comienzo y ahora tienen dos locales y una tienda.

Debido a su popularidad no es extraño encontrarse con largas colas para degustar sus famosos helados. De hecho, el último local que abrieron fue cerca del famoso parque de Mauerpark y los vecinos se quejaron por las colas que se formaron.

Aquí vas a poder encontrar una amplia variedad de sabores, que van desde los tradicionales de vainilla y chocolate  francéshasta helados de mango, pistacho o plátano con crema de cacahuete y trocitos de chocolate (¡buenísimo!) o de tarta de zanahoria. No dejes de probar su helado Hockey Pokey: helado de vainilla con enormes trozos de tofe de miel.

Dirección: Stargarder Straße 72 / Oderberger Straße 38

Precio de bola de helado: 1,50 euros

helado-hockey-pockey

Helado Hockey Pockey

 

Mos Eisley

En pleno corazón Schillerkiez, en el barrio de Neukölln, y muy cerca del aeropuerto abandonado de Tempelhof está una de nuestras heladerías favoritas de Berlín. Hacen helados italianos artesanos, con opciones veganas y bastante variedad de sabores. Puedes probar desde el clásico helado de stracciatella o vainilla hasta otros más originales como el helado de cereza y amapola o de haba tonka. La mejor manera de disfrutar de este helado es encaminarse a Tempelhof, que está a escasos minutos de la heladería y que es uno de nuestros lugares favoritos de Berlín.

Como curiosidad: Mos Eisley es el nombre de una ciudad ficticia del planeta Tatooine, aunque seguro que a quienes les guste el universo de Star Wars ya lo habían adivinado.

Dirección: Herrfurthplatz 6

Precio de bola de helado: 1,60 euros

 

Chipi Chipi Bombón

Esta heladería argentina está situado en el barrio de Friedrichshain y es el lugar perfecto para probar helados artesanos argentinos. Utilizan “Heumilch” (leche de heno), es decir, de vacas que se alimentan de una manera especial: en verano comen pastos y hierbas y en invierno se alimenta de heno. Aquí puedes probar sabores que vienen de recetas tradicionales italianas y argentinas, como la vainilla, chocolate belga o el dulce de leche, que es el sabor que no te debes perder. Además, también tienen otros sabores más innovadores como el de piña con perejil o incluso, helado de mate.

Si eres de los que le gusta comer el helado en tarrina, debes saber que en esta heladería están comprometidos con el medio ambiente y las cucharillas están hechas con maíz. Un punto extra para esta heladería.

Dirección: Warschauer Straße 12

Precio de bola de helado: 1,50 euros

 

Esperamos que tomes nota de todas estas heladerías y nos digas en los comentarios cuál ha sido la heladería que más te ha gustado.

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que manter este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí