Egipto es uno de esos destinos con el que toda viajera ha soñado alguna vez en su vida y es que no es para menos. El legado arqueológico e histórico de este país atravesado por el río Nilo es espectacular: pirámides impresionantes construidas hace miles de años y aún en pie, templos y estatuas colosales que te hacen sentir diminuto, tumbas en las que te quedas sin aliento y un largo etcétera que es difícil describir en unas solas líneas.

Nosotras tenemos una relación especial con este país y es que Sara ha estudiado historia, se ha especializado en Egiptología y es doctora en esta especialidad. Es por esto que Egipto es uno de sus países favoritos: nunca se cansa de ir y anhela volver cuando pasan algunos años sin visitarlo.

sara-egipto

Sara en el templo de Hatshepsut, Luxor

Dos semanas son ideales para empaparte de Egipto, de sus pirámides, templos, tumbas y museos y dejar algunos días para relajarte en el Mar Rojo. En este post te proponemos una ruta por Egipto de dos semanas que esperamos que te sirva de guía para planificar tu viaje por el país del Nilo. Si tienes menos tiempo, puedes consultar nuestra ruta de una semana en Egipto.

Recomendaciones previas

  • ¿Cuándo es mejor viajar a Egipto?: Los mejores meses para visitar Egipto son entre octubre/noviembre y febrero que coinciden con la temporada alta. En primavera y otoño hace mucho calor, sobre todo en el sur de Egipto, y en verano las temperaturas pueden llegar a los 45 grados, con lo que nosotras desaconsejamos viajar en estas fechas.
  • Turismo responsable: Debemos evitar los paseos en animales porque no es una actividad responsable. En Egipto te van a ofrecer paseos en camellos en Giza o paseos en calesas en Luxor o en Edfú, entre otros. Sé responsable y busca alternativas. Las condiciones en las que se encuentran estos animales suelen ser bastante horribles, soportando un peso excesivo al tirar de las calesas o pasando muchísimas horas al sol.
  • Vestimenta: Cuando viajamos, vamos a conocer lugares con costumbres y tradiciones diferentes a las nuestras. En Egipto no existe ninguna prohibición con respecto a la forma de vestir si eres mujer pero nosotras creemos que puedes ahorrarte alguna que otra situación incómoda vistiendo de determinada manera. Nosotras evitamos pantalones o faldas cortas, camisetas de tirantes, escotes pronunciados y ropa ceñida. Preferimos optar por pantalones finos y holgados que llegan hasta la rodilla y que, por otra parte, nos resultan más cómodos y frescos, ya que Egipto es bastante caluroso. De parte de arriba preferimos llevar camisetas anchas y que lleven los hombros tapados. Además así evitamos quemarnos si el sol pega. También solemos llevar siempre en la mochila un pañuelo, necesario para cubrir tu cabeza si visitas alguna mezquita y que puede ser también útil si quieres taparte en alguna otra situación en la que, aunque no sea obligatorio, quizás te haga sentir más cómoda.

 

vestimenta-egipto

Nuestra vestimenta en Egipto

  • Lecturas recomendadas: Si eres amante de la historia en general y de la historia egipcia en particular, nos gustaría recomendarte algunos manuales que pueden ser de tu interés. Son manuales escritos por egiptólogos especialistas en las diferentes épocas de la historia egipcia, por lo que nos gustaría comentarte que pueden resultar un poco densas para el lector común pero muy recomendables si quieres aprender muchísimo de la historia y la cultura del antiguo Egipto. Los tres manuales son El antiguo Egipto de José Miguel Parra (coord); Escrituras, Lengua y Culturas en el Antiguo Egipto de Josep Cervelló Autuori y Eso no estaba en mi libro sobre historia del Antiguo Egipto” de José Miguel Parra, este último algo más ameno. Como novela puedes leerte el conocido libro de Sinuhé el egipcio de Mika Waltari.

Cómo moverse por Egipto

Muchas viajeras que visitan Egipto lo hacen con un viaje organizado, que incluye normalmente un crucero por el río Nilo de Luxor a Asúan (o viceversa) y en el que no se tiene que pensar cómo desplazarse de un lugar a otro. Sin embargo, también puedes moverte por Egipto por libre y si te gusta viajar así, es muy recomendable. Lo primero de todo es informarse a través de la embajada egipcia si hay alguna zona a la que no se aconseja viajar o si debes tomar algunas precauciones.

Si quieres moverte por Egipto por libre, tienes varias opciones:

  • En avión: la compañía egipcia Egyptair ofrece vuelos desde las principales ciudades turísticas, como El Cairo, Luxor, Asúan y Abu Simbel, y algunos puntos en el Mar Rojo, como Sharm El Sheik o Hurghada. No es la opción más económica pero sí la más rápida con lo que puede ser interesante si quieres ahorrar tiempo. También existen otras compañias como Air Cairo y Air Arabia,
  • En crucero: Egipto no puede entender sin el Nilo y la mayoría de los viajes deberían incluir un crucero por este río. Normalmente estos cruceros van de Luxor a Asúan (o viceversa) y suelen durar 3/4 noches. Viajar por el Nilo es una de las cosas más bonitas para hacer en Egipto, disfrutar sus paisajes y de la vida que se observa desde el barco. A nosotras no nos gustan demasiado los viajes organizados ni los cruceros, pero en el Nilo hicimos una excepción y no nos defraudó. En este post encontrarás todo la información necesaria sobre los cruceros por el Nilo y las ventajas e inconvenientes.

paisajes-Egipto

Paisaje en Egipto

  • En tren: existe una amplia red ferroviaria que cubre más de 5.000 kilómetros y que llega a casi todas las ciudades. Eso sí, los trenes egipcios no son los más modernos y el estado no es el más óptimo. Sin embargo, es una buena opción si quieres cubrir las rutas desde El Cairo a Luxor o Asúan. Existen diferentes clases de trenes. Lo más cómodo es hacer el trayecto por la noche y para ello debes reservar la modalidad sleeper a través de la web Watania Sleeping Trains. El precio es casi similar al de un vuelo (100 euros) ya que solo los utilizan los extranjeros. También puedes hacer algunos trayectos por el día, aconsejable para el trayecto de Luxor-Asúan y viceversa. Los tickets hay reservarlos en la estación de cada ciudad (es preferible que vayas un día antes para asegurarte plaza) o a través de la web Egyptian National Railways, aunque no funciona muy bien.
  • En autobús: la empresa Go Bus ofrece servicio para la mayoría de rutas turísticas. Los autobuses son modernos y puedes reservarlo todo online a través de su web y app. Es interesante si quieres ir desde Luxor o El Cairo a algún punto del Mar Rojo.
  • En taxi privado: moverse en taxi privado es la opción más cómoda y menos económica, aunque no es algo que resulte excesivamente caro para nuestros bolsillo. Por eso, quizás puede ser una opción interesante si sois varias personas y decidís desplazarte para hacer alguna excursión, como por ejemplo, la visita a los templos de Edfú y Kom Ombo desde Luxor o Asúan.

 

Ruta detallada

La ruta ideal de una semana por Egipto sería una combinación entre ruta por libre y cruceroEn el mapa de Egipto, en el desplegable de ruta por Egipto, encontrarás todos los lugares que se mencionan este este post.

 

El Cairo (4 días)

El Cairo es la capital egipcia y es una parada obligatoria en tu ruta por el país del Nilo. Es una ciudad caótica y, con sus más de 20 millones de habitantes, puede llegar a abrumar al viajero. Sin embargo, a nosotras nos encanta el caos cairota. Cómo puedes imaginar en una ciudad tan grande y con tantísimos habitantes no vas a librarte del insufrible tráfico por lo que te recomendamos que planifiques bien tu visita, que madrugues y aproveches al máximo las horas.

En el Cairo tienes que visitar los yacimientos arqueológicos más importantes: Giza, Saqqara, Dashur, y si tienes mucho interés, puedes incluir Abusir. Estos yacimientos están a las afueras del El Cairo, por lo que es recomendable alojarse en la zona de la Avenida de las Pirámides, cerca de Giza, para así aprovechar el tiempo y no perder mucho tiempo en atascos. Saqqara es el emplazamiento de la necrópolis principal de la ciudad de Menfis, capital de Egipto durante el Reino Antiguo. Aquí puedes ver la primera pirámide egipcia: la pirámide escalonada de Netjerkhet. También puedes ver otras pirámides posteriores, tumbas privadas del Reino Antiguo y el Reino Nuevo y el Serapeum.

necropolis-saqqara

Necrópolis de Saqqara

En Giza se erigieron hace más de 4.000 años las pirámides de tres reyes de la Dinastía IV: Khufu, Khafre y Menkaure. Son las únicas de las siete maravillas del mundo antiguo que han sobrevivido al paso del tiempo y que quedan aún en pie, por lo que visitarlas es emocionante.

pirámides-Giza

Las pirámides de Giza

En Dashur puedes visitar dos de las pirámides mejor conservadas de Egipto y que, en nuestra opinión, no debes perderte: la pirámide romboidal de Snofru, que se considera una etapa intermedia entre la “pirámide escalonada” y la “pirámide clásica”, o de caras lisas; la pirámide roja de Snofru, la tercera pirámide más grande de Egipto; y a lo lejos veréis la pirámide negra, que tiene un aspecto un poco ruinoso.

piramide-acodada

Pirámide romboidal en Dashur

Si quieres visitar algunas de las pirámides más desconocidas en los alrededores de El Cairo te recomendamos que hagas una excursión por la zona de El Fayum. Aquí puedes visitar el Lago Qarun, Karanis y las pirámides de Meidum y Hawara. Si quieres más información sobre las pirámides en El Cairo, puedes consultar este post.

En el Cairo tienes que visitar el Museo Egipcio de El Cairo, situado en el corazón de la ciudad: la plaza Tahrir. Es un museo enorme con gran número de piezas expuestas y en sus almacenes. Aquí están algunas de las piezas más importantes del arte y la historia egipcia como el conocido tesoro de Tutankhamon, la Paleta de Narmer, las enormes estatuas de 36 metros de altura de Amenhotep III y Tiyi, las hermosas estatuas de Rahotep y su esposa Nofret, la conocida Triada de Micerino. También puedes visitar el Museo Nacional de la Civilización egipcia, donde están en la actualidad las momias reales y una exposición te te lleva de manera cronológica por toda la historia de Egipto. En este post puedes encontrar toda la información que necesitas para visitar El Cairo por tu cuenta.

vasos-canopos-tutankhamon

Vasos canopos de Tutankhamon

El Cairo es conocida como la ciudad de los mil minaretes y es que el legado islámico en esta ciudad es tremendamente importante. En El Cairo hay muchas mezquitas, modernas y antiguas, y desde la Ciudadela podrás comprobar por qué se la conoce con este nombre.

Puedes dedicar uno de los días a descubrir algunos de sus monumentos como la impresionante Ciudadela donde está la Mezquita de Muhammad Alí, conocida como Mezquita de Alabastro, la Mezquita Ibn Tulun, la más antigua y mejor conservada de la ciudad, Mezquita de Al-Azhar, una de las más grandes del mundo. También puedes perderte y pasear por el enorme mercado de Khan El Khalili.

cairo-minaretes

El barrio Qasr al-Sham, también conocido como el barrio copto, es otra de las visitas en la capital egipcia. Los coptos son los cristianos egipcios y aquí puedes visitar la Iglesia de Santa María la Virgen, la Iglesia de San Jorge o el Museo Copto de El Cairo, donde puedes ver los conocidos Manuscritos de Nag Hammadi o “evangelios gnósticos”.

Luxor (4 días)

Luxor está situada a 700 km al sur de El Cairo, en el Valle del Nilo, como la mayoría de las ciudades egipcias. Esta ciudad será una de las paradas obligatorias en tu ruta por el país del Nilo. Luxor es la población egipcia edificada sobre las ruinas de la antigua ciudad de Tebas.

El Nilo divide Luxor en dos: la orilla oriental (East Bank) y la orilla occidental (West Bank). Puedes aprovechar dos días para visitar los monumentos de la orilla occidental. Aquí podrás visitar los templos funerarios: el más conocido es el templo de Deir el-Bahari, mandado construir por la reina Hatshepsut pero no debes perderte el templo de Medinet Habu, el templo funerario de Ramsés III y uno de nuestros templos preferidos, y el Ramesseum, el templo funerario de Ramsés II. También tienes que acercarte a ver los Colosos de Memnón, dos estatuas gigantescas que representan al rey Amenhotep III y que forman parte de su templo funerario, el mayor de Egipto y del que hoy por desgracia quedan pocos vestigios.

templo-hatshepsut-luxor

Templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari

En la orilla occidental podrás visitar muchísimas tumbas, ya que fue el lugar elegido por reyes, reinas y nobles para enterrarse. Aquí puedes visitar el famosísimo Valle de los Reyes, donde podrás ver alguna de las tumbas más impresionantes de Egipto. Pero también te recomendamos visitar tumbas de nobles, ya que aquí hay unas 400 tumbas de las que solo algunas están abiertas al público. Alguna de las tumbas que más nos gustan están en Deir el Medina, el poblado donde vivieron los constructores de las tumbas reales, así que te recomendamos que no te vayas de Luxor sin visitarlo. En este post te contamos las tumbas que no debes perderte en Luxor y en este post tienes una guía completa del Valle de los Reyes.

deir-el-medina

Deir el-Medina

Otro de los días puedes dedicarlo a visitar los templos más importantes de Luxor, que están en la orilla oriental. El más impresionante es, sin duda, templo de Karnak, en el que te vas a sentir muy pequeña en su espectacular sala hipóstila. Tampoco debes perderte el templo de Luxor, algo más pequeño y que te recomendamos que visites un poco antes del atardecer para así vivir momentos mágicos, disfrutando de la llamada a la oración en alguno de los patios del templo y, sobre todo, para poder pasearte por el templo cuando está todo iluminado.

templ-luxor

Templo de Luxor

Si vas a pasar algunos días en Luxor, te recomendamos que aproveches para sobrevolar la necrópolis tebana en globo. Volar en globo es una de las cosas más increíbles que hemos hecho y merece la pena un madrugón para disfrutar de un amanecer desde las alturas. En este post te contamos nuestra experiencia volando en globo en Luxor.

volando-globo-luxor

Sobrevolando en globo la necrópolis tebana

En la orilla oriental también puedes aprovechar para visitar uno de los dos museos (¡o los dos!) que ofrece la ciudad: el Museo de Luxor presenta una pequeña colección de piezas, pero de importante valor y el Museo de la Momificación aprenderás todo lo relacionado con esta técnica. También puedes aprovechar para hacer compras en el zoco de Luxor y comer en el Restaurante Sofra, nuestro restaurante favorito de Luxor. En este post encontrarás la información necesaria para planificar tu visita en Luxor.

Desde Luxor es muy recomendable hacer una excursión para visitar Abydos y Dendera. Abydos está a 269 kilómetros de Luxor y allí puedes visitar el famoso templo de Seti I, donde se encuentra las famosas listas reales, con los nombres de los reyes de Egipto desde Menes hasta el propio Seti I. Dendera está a unos 85  kilómetros de Luxor y está el templo dedicado a la diosa Hathor y que tiene unos relieves policromados excepcionales y de donde procede el famoso Zodiaco de Dendera, expuesto en el Museo del Louvre. En este post encontrarás toda la información para visitar los templos de Dendera y Abidos desde Luxor.

techo-astronomico-dendera

Techo astronómico de Dendera

Kom Ombo y Edfú (1 día)

Dos de los templos que no debes perderte en tu visita por Egipto son los templos ptolemaicos de Edfú y Kom Ombo. Edfú está a 110 kilómetros de Luxor en dirección sur y a 65 kilómetros de Kom Ombo. Desde Kom Ombo a Aswan hay unos 50 kilómetros aproximadamente. Para hacer esta visita tienes varias posibilidades: hacer la visita a ambos templos en ruta con el crucero o hacer las excursiones por libre desde Luxor o Aswan. Si te decides por esta opción puedes organizar la excursión por tu cuenta, buscando un taxi y regateando el precio, o bien puedes contratar una excursión organizada.

En Edfú está el segundo templo más grande de Egipto después del de Karnak y uno de los mejor conservados: el templo de Edfú. Es un templo ptolemaico, es decir, se construyó en el momento en el que los griegos dominaban el país, entre 237 y 57 a. C. y está dedicado al dios Horus. Desde luego, es espectacular y los relieves de este templo son espectaculares. 

El templo Kom Ombo también es un templo ptolemaico, construido durante el reinado de Ptolomeo IV Filometor (180-145 a. C.) y es un templo único debido a su diseño doble. Esto quiere decir que los accesos, patios, salas, capillas y santuarios estaban duplicados para dos dioses Sobek y Haroeris.

templo-kom-ombo

Templo de Kom Ombo

Asuán (2 días)

Asuán es una ciudad que está situada a unos 250 kilómetros al sur de Luxor. En esta ciudad debes visitar el templo ptolemaico de Philae, dedicado a la diosa Isis. El culto a esta diosa fue muy popular y se mantuvo en este templo hasta el año 535 d. C. en el que Justiniano prohibió su culto y el del resto de las divinidades paganas. El templo quedó sumergido bajo las aguas tras la construcción de la presa de Asuán entre los años 1959 y 1970 y fue desmontado, trasladado y reconstruido en el islote de Agilkia, su emplazamiento actual.

Tampoco debes perderte las tumbas de los nobles y es que los acantilados que hay frente a Asuán, al norte de la isla de Kitchener, están llenos de tumbas del Reino Antiguo, Medio y Nuevo. Allí puedes visitar la tumba de Sarenput II, gobernador de la dinastía XII, en la que destaca su decoración colorida donde se puede ver al príncipe y su hijo ante una mesa de ofrendas. También se pueden visitar las tumbas de Mekhu y de Sabni (dinastía VI) y la tumba de Herkhuf, que tiene unos relieves en la entrada, donde se cuenta la historia del pigmeo y las expediciones faraónicas del Antiguo Egipto. Qubbet el-Hawa es una pequeña tumba en lo alto de la colina donde excava desde hace años la misión española de la Universidad de Jaén.

qubbet-el-hawa

Necrópolis de Qubbet el-Hawa

En Asuán es interesante visitar el obelisco inacabado para ver cómo se extraían estos enormes bloques de piedra de la cantera de granito y puedes terminar el día dando un paseo en faluca por el río Nilo.

Desde Asuán vas a realizar la visita a los conocidísimos templos excavados en la roca de Abu Simbel. Estos dos impresionantes templos excavados en la roca (speos) fueron levantados por Ramsés II como un monumento dedicado a él mismo y a su esposa Nefertari, para conmemorar su supuesta victoria en la batalla de Kadesh y mostrar su poder a sus vecinos nubios.

abu-simbel

Impresionantes estatuas de Ramsés II en Abu Simbel

El emplazamiento actual no es el original, ya que en 1968 tuvieron que ser reubicados en una colina artificial por la construcción de la presa de Asuán. Para llegar hasta aquí tendrás que pegarte un buen madrugón y tendrás que realizar un viaje en autobús con convoy de unas 3-4 horas pero merecerá la pena porque es uno de los lugares más espectaculares de Egipto. En este post te contamos detalladamente todo lo que ver en Asuán.

Mar Rojo (3 días)

El Mar Rojo es el golfo del océano índico entre África y Asia y que baña las costas de Egipto, Jordania, Arabia Saudita, Sudán, Yemen, Eritrea y Yibuti. Son 2.200 kilómetros de longitud y una anchura de más de 300 kilómetros. En torno a él se extienden numerosas poblaciones entre las que, desde el punto de vista turístico, destacan especialmente Hurghada, Sharm el-Sheij o Marsa Alam.

El Mar Rojo es un paraíso de aguas claras, perfecto para hacer snorkel e imprescindible para los amantes del buceo, ya que es el hogar de numerosas especies animales y vegetales y la visibilidad y la temperatura del agua son excelentes.

mar-rojo

Resort del Mar Rojo

No podríamos decir que Marsa Alam nos resultó atractiva desde el primer momento. Más que un pueblo costero, es más bien un conjunto de resorts a lo largo de la costa. Pero es que estos resorts, en muchos casos, se han quedado a medio construir y han sido abandonados, por lo que la estampa cuando vas en coche es un poco desoladora.

Cuando nosotras elegimos Marsa Alam no buceábamos, cosa que ahora nos da mucha rabia pensar, ya que el Mar Rojo es uno de los puntos más famosos para hacer buceo. Lo que sí hicimos fue visitar Sataya Reef, un arrecife donde los delfines van a dormir, por lo que se le conoce como “Dolphin House”.

Marsa-Alam-delfines

Delfines en Sataya Reef

La excursión consiste en acercarte en barco hasta este arrecife y tirarte al agua para poder ver haciendo snorkel a lo delfines en libertad. Cuando nosotras hicimos esta excursión, había muy pocos turistas, por lo que la actividad no era invasiva, pero sí que creemos que si esta actividad está masificada puede resultar perjudicial para el animal. Los organizadores de la excursión nos explicaron que es cuestión de suerte poder ver a los delfines dormir, ya que al no alimentaros, no te aseguran poder verlos.

 

Esperamos haberte ayudado a planificar tu viaje de dos semanas por Egipto. Recuerda que si tienes menos tiempo, también puedes ver nuestra ruta de una semana por el país del Nilo.

 

¿Pensando en tu próximo viaje?

Si reservas a través de estos enlaces, nosotras ganaremos una comisión con la que mantener este blog o tú recibes algún descuento.

  • Encuentra los mejores hoteles con Booking aquí
  • Consigue 35€ para tu primera reserva con AirBnB aquí
  • Consigue 10€ al empezar una reclamación con Reclamador aquí